Inventario de sueños obsesivos

Abandonamos la infancia, pero ella nunca nos abandona a nosotros. Hay sueños recurrentes a lo largo de la vida que nos devuelven su parte de paraíso, pero, sobre todo, de infierno; viejas obsesiones, temores y cuentas pendientes. Como en esa memorable película de Michael Haneke, “Caché”, en la que el protagonista ya adulto es perseguido por el niño que un día fue víctima de su crueldad. Nunca quedamos impunes del pasado, porque esa etapa, con sus culpas y afrentas, nos condiciona hasta la medula como descubrió Sigmund Freud. Somos, por años que pasen, los niños que fuimos; es lo que concluye el último libro de José Saramago, “Pequeñas memorias”, y ese recorrido por las pesadillas infantiles que es, entre otras cosas, “Alicia en el país de las maravillas”. Hay noches de angustia que nos devuelven el miedo al tío del saco, a las riñas de mamá, a ciertos adultos oscuros que profanaron de suciedad el limbo de aquellos años inocentes y despertamos llorando con la misma intensidad y el mismo desangelado pánico. En muchas de esas noches, esta bloguera va de nuevo al colegio para recuperar un examen de matemáticas, del que no tiene la más remota idea y evoca el pupitre como ese potro de tortura que un día fue ante la tiza que planteaba enigmáticas ecuaciones en la pizarra y el gesto adusto del temido profesor. A otros les vuelven a zaherir los niños crueles que se burlaban de ellos en el patio escolar –sus insultos o incluso sus palizas- o conducen sin carné por carreteras que caracolean continuamente por fatales precipicios o, de repente, caen en la cuenta de que van desnudos por la calle para escarnio de los viandantes. Todos –o casi- tenemos pesadillas recurrentes que abren la vieja caja de Pandora de nuestros antiguos miedos ¿Cuál es la tuya?

P.D: Pues se trata de hacer una terapia colectiva y liberadora más que de despertar el instinto competitivo, apreciaremos ante todo la sinceridad y no tanto la originalidad de la susodicha pesadilla. Nuestra entrada está abierta para que podáis abrir el corazón. Estáis en vuestra casa.

Otra postdata: También podéis seguir enviando testimonios de amores frustrados al “Inventario de corazones rotos”. Por nosotros, que no quede.

Puede participar escribiendo su comentario a esta entrada o bien conectar con RSS y seguir cómodamente las futuras entradas de este Blog.

Comentarios

En mi caso, ningún sueño obsesivo venido del pasado me persigue. Apenas sueño (durmiendo), o al menos no los recuerdo. Sin embargo, albergo un sueño obsesivo en mi imaginación: imagino un mundo donde las personas mayores protegen y cuidan a los niños hasta que unos y otros mueren ya muy ancianos y felices; es una suerte de protección mutua, eterna y universal. Y aunque la realidad es muy obsesiva, mi imaginación es infalible.

el muro que separa la playa de los baños del carmen y la carretera tiene como tres metros de ancho.es muy alto y me da miedo caerme.no sé cómo hemos subido pero desde allí se pesca bien.mi cuñado y mi sobrino disrutan como si no hubiera riesgo ni pudiera pasar nada.ellos no temen.la pesca es una distracción y pueden pasar tantas cosas…
mi hermano lleva la cabeza debajo del brazo y vive como si nada.me agobio porque creo que si se da cuenta la situación se volverá trágica.nadie cae en lo que puede pasar.despierto bañado en sudor.
al final de la calle y de cuatro en fondo un muro de grises con cascos metálicos grises cierra el recorrido de la protesta.corro escaleras arriba y desde el rellano inferior uno de “ellos”(siempre el mismo)dispara mientras la madre de mi amido jesús abre la puerta de un refugio que no alcanzaré:siempre despierto antes.
me han amputado el brazo izquierdo:ya despierto el traumatólogo habla de operar la C-6.
si no se hubieran repetido por lo menos cuatro veces cada uno…

Yo sueño obsesivamente que Lola me ama y nos casamos con la aprobación de todos los blogueros de La Opinión, incluso de José Antonio y Holden.Despierto del sueño y caigo en la pesadilla de su indiferencia.Creo que voy a echarme otro rato.

Eso, mejor que se eche, que para las tonterías que dice usted…

les ruego que a mí no me metan.con la de perturbados y babosos que andan sueltos prefiero me pongan en el saco de los intratables y me dejen al margen,por favor y si ello fuera posible.me gustaría una firme repulsa por parte de la obsequiada que desaconsejara bromillas y jueguecitos de modo definitivo.para declaraciones de amor contraten mariachis o tunas,que hay mucho paro.vea lola como aconsejo vías que evidenciarían a los contratantes.por favor.un poquito de me dejen en paz.y a ver si es posible conocer algún sueño que no hayamos vivido como angustioso.

Completamente de acuerdo, José Antonio, aunque esos comentarios se filtran sin aprobación previa. Lo único que puedo hacer luego es mandarlos al spam o, como dices, desaconsejarlos, a ver si me hacen caso.
Tu sueño obsesivo está muy logrado, por cierto, que los peces significan slgo muy concreto ¿recuerdas qué? Yo, por ahora, no…

Todo son temores e inseguridades, don José, el miedo a caer de la tapia la persecución de los grises -¿fue uted rojillo en su juventud?- y busca la seguridad en una persona de su confianza, la madre de su amigo, pero se comporta como todas esas personas que, a menudo le fallan, por eso despierta.. La amputación es miedo a la vejez como la caída de los dientes, pero lo qie más me preocupa es que su hermano de usted tenga la cabeza debajo del brazo, eso es sencillamente aterrador!!!!

Siento disentir con José Antonio y Lola. Esos comentarios (los relativos al amor), en mi opinión, ni sobran ni están fuera de lugar; es más, debieran gozar de especial protección. Saludos

doña lucía: creo que la amputación tiene que ver(resonancia mediante)con una vértebra que ha decidido irse estrechando y comprime no sé qué nervios que generan sensación de ausencia de miembro…¡uy,perdón! durante el sueño no sé si la postura o qué otra cosa aflora como que no tengo el brazo que no siento realmente por otra parte.en cuanto al tiro que me va a pegar el gris(rojillo no sé si me dió tiempo a ser:dieciocho tenía cuando se murió en la cama;de todos modos hubo quien estuvo en un mayofrancés sin haber salido de por aquí y quien consiguió ser antifranquista viviendo enchufado en el vertical o en la oje,así que…)digo que el tiro no me lo pega y la protectora no me cuida del todo porque la puerta no se abre bien y en la vida de despierto ella agradecía mucho que su hijo fuera llevado a casa en estado de precoma etílico alguna que otra noche.lo de la cabeza tiene más guasa porque el antedicho es el triunfador de la familia y ganador de casos complicados y cobrador de millones que le permiten vivir como que muy suelto.incluso así me niego a aplicarle esa verborrea falsaria y alambicada del psicoanálisis o de la valoración manipulada de lo onírico a favor del cambio de vida que permita el triunfo de los soviets.y lo de la caída para mí que tiene que ver con el vértigo que padezco desde que unos mamones me gastaron una gran putada en el picón de jerez del marquesado y hasta hoy que incluso lo de los aviones lo llevo mal.lo de la inseguridad se lo cambio por la angustia que me da ver cómo perdemos el tiempo,el norte y el oremus.los sueños sueños son y prefiero pasar por bestia y poco correcto que dar pábulo ni un minuto a interpretaciones que no pasan de eso.hay algún sueño que no comenté para evitar esto en lo que hemos caído y si la molesto me disculpa:salto para tirar en suspensión a canasta y la cosa va tan bien que me quedo flotando y pretendo aprovechar el momento y el vuelo es como muy…no he tomado tóxicos sintéticos,sólo sueño y flipo recorriendo el pueblo que sea.eso me ha pasado hace poco y algunos lo explican de modo raro.yo disfruto.al final esto de soñar es lo que tiene.y le prometo que tampoco creo que las pirámides sean asomo de andrómeda.

Usted defiende entonces el derecho a declarársele a la bloguera. Dígame le parecería normal que las lectoras hicieran lo mismo con Juan Gaitán o Antonio Galisteo, como si fueran fans de Luis Miguel o algo así. ¿Cree usted que esos enamorados que le salen a Lola respetan en algo su labor periodística o es que sólo miran su foto? ¿Le pasa, sospecho, por ser mujer y guapa? ¿Se lo merece por eso? Vamos, Rafa, ¿de qué vas?

don rafael:el amor es todo y más.lo que ya no veo es lo de requebrar de continuo,creo, a quien no manifiesta,veo,interés en lo actuado.me parece.por lo demás,ya ve.

Pues yo sueño que unos desconocidos me persiguen en medio de una noche oscura y me despierto justo cuando me van a alcanzar. Algo de eso sueñas también tú ¿Lola?
Ese sueño refleja que eres objeto de acoso, envidia y deseo sexual.

José Antonio, sencillamente a mí no me molestan esos comentarios porque me los tomo de otra manera, en el peor de los casos no (deben) hacen doña a nadie, salvo a vinagres mal pensados, hipersensibles, sugestionados por las corrientes de moda y, quizá con la conciencia algo sucia; no sé. Por demás, Fernando, afortunadamente, hombres y mujeres, son iguales pero también diferentes. Ciertos es que chocarían (sorprenderían) comentarios amorosos en los blogs de Juan Gaitán o Antonio Galisteo; y es que siglos de machismo dan lugar a esas cosas, interpretaciones y sensibilidades. Respeto y saludo opiniones diferentes, pero, de momento, a mí no me molestan en absoluto.

Lo que si me molesta (como cualquier otra infracción a las normas, y más si es voluntaria), José Antonio, es que usted escriba ser respetar las reglas de la lengua escrita. Así pues, tal vez usted también deba reflexionar sobre su conducta. Por cierto, se le nota a usted, casi siempre, algo malhumorado. Relájese hombre, no se tome las cosas tan a pecho que la vida es bella y no hay tiempo que perder.
Saludos

Señor Fernando, ¿Qué le hace pensar que la gente se enamora de Lola por la foto? ¿No cabría la posibilidad de que lo que escribe y cómo lo escribe tenga algo que ver?

PD
¿Quizás demasiados prejuicios?

para rafael:me enfadan la fatuidad y la estupidez. y eso de “es que usted escriba ser respetar las reglas de la lengua escrita” retrata al que busca dar la lata sin aplicarse lo que prescribe.es usted un plasta.eso es.

José Antonio, sencillamente a mí no me molestan esos comentarios porque me los tomo de otra manera, en el peor de los casos no (deben) hacen doña a nadie, salvo a vinagres mal pensados, hipersensibles, sugestionados por las corrientes de moda y, quizá con la conciencia algo sucia; no sé. Por demás, Fernando, afortunadamente, hombres y mujeres son iguales pero también diferentes. Ciertos es que chocarían (sorprenderían) comentarios amorosos en los blogs de Juan Gaitán o Antonio Galisteo; y es que siglos de machismo dan lugar a esas cosas, interpretaciones y sensibilidades. Respeto y saludo opiniones diferentes, pero, de momento, a mí no me molestan en absoluto.

Lo que SÍ me molesta (como cualquier otra infracción a las normas, y más si es voluntaria), José Antonio, es que usted escriba SIN respetar las reglas de la lengua escrita. Así pues, tal vez usted también deba reflexionar sobre su conducta. Por cierto, se le nota a usted, casi siempre, algo malhumorado. Relájese hombre, no se tome las cosas tan a pecho que la vida es bella y no hay tiempo que perder.
Saludos

Señor José Antonio, ¿Está usted seguro de no ir por la vida dando la lata, y mucho, a mucha gente?

Señor José Antonio, con tal de elidir entrar a debatir los asuntos con calma y moderación, y serenidad, usted se pasa la vida (de bloguero, al menos) insultando. Ése no es el camino, hombre. Relájese, se lo ruego. Un saludo

Me hace pensar que se fijan sólo en la foto de Lola, porque, en lugar de comentar lo que escribe, le piden matrimonio como usted, señor Holden. Más que evidente, señor mío…

¿Qué significa que sueñes que estás con una persona sin rostro o que comience siendo alguien y vaya cambiando a otro y otro?
Alguien me lo puede responder? Tal vez José Antonio, que lo veo muy versado o este otro bloguero, Manuel Laza, que parece saber un rato de eso. POr favor, es un sueño realmente obsesivo y no lo entiendo…

Pues yo sueño repetitivamente que mantengo relaciones carnales con personas que, en realidad, me repugnan. Dicen que los sueños son deseos reprimidos, así que eso me preocupa.

fatuidad.y plasta:búsquese a otro al que recetar relajamientos.decididamente sus comentarios no hacen daño/doña a nadie.si acaso es un pesado que no entiende que le pidan que se busque otra tarea.y parece que va a dar igual:ya van varios(al menos dos)que le piden que lo deje.y a recetar ortografía,sintaxis,praxis y psicosociología.veamos.deseo que tenga otra ocupación al margen de ésta.

Que mis comentarios no hacen daño a nadie es evidente. Sin embargo los suyos, señor José Antonio, atentan contra la dignidad (y la inteligencia), es usted un maleducado, como mínimo; y también un pesado y un plasta de campeonato. Le solicito se relaje y deje de insultar. Por demás, que tenga usted un buen día, porque lo que es el siglo lo lleva bastante mal (parece). Saludos

8:53;8:56;9:01. apártate que me tiznas,dijo la sartén al cazo.repase las intervenciones en éste y otros y verá por qué no creo que sea verdad lo que dice.al menos conseguido está que deje de importunar a la señora doña lola.lo demás tiene más que ver con su inactividad y aburrimiento.relájese le pedían las anfetaminas al lexatin.valeriana,señor,valeriana.si pudiera dedicarse a otra cosa.le puedo llamar más cosas para que me las llame luego.tengamos caridad.cambie el disco.cuente algo suyo que valga la pena.deje en paz a quien pide ser dejado en paz.

Conozco al señor Rafael -bajo sus seudónimo, naturalmente- y sé que realiza oficialmemte algún trabajo, es un poner, porque, como se ve, por su presencia constante en este blog, lo descuida, mientras sus subordinados, que encima los tiene, pagan los platos rotos de su ineficacia y encima han de oír, constantemente, acerca de lo estresado que está, toda vez que ellos-o sea- nosotros, tenemos que hacerle su trabajo, pues en nosostros lo delega. Créame, don José Antonio, que nos salen muy caras las calenturas pasionales del tal Rafael, que, para colmo, ni sirven para nada, pues se ve que la tal Lola pasa de él como de comer…Y bravo por su “defensa de la lengua escrita” no deben hacen doña a nadie”, ¿Será poeta o académico de la Lengua este señor?

Escribo este mensaje muy deprisa por temor a que me descubra, porque si me sorprende, ay de mí, así que soy consciente de cometer faltas de ortografía. No tento todo el tiempo com él, para corregir sin dificultad.

Teresa, yo también sueño tener relaciones carnales con alguien que me repugna. Lo peor es que cuando me despierto la pesadilla es real. Mi mujer desde hace quince años, no te digo…

13:41 – 12:20 – 07:17 – 19:05 – 19:02 – 12:04 – 07:11. Lola sabe defenderse solita, de acuerdo.

Lucía, ya que me nombras, acudo a la implícita invitación de explicar tu sueño de persona sin rostro…, etc. Lo primero que debes saber es que la mayoría de los que entienden de verdad de sueños ( yo sólo un poco, te lo aseguro) te dicen dos cosas: la una, que el soñador mismo es el más fiable intérprete del sueño en cuestión; y la otra, que aunque nos parezca raro, es muy frecuente que en los sueños los “personajes” que aparecen sean todos, o su mayoría, “alter-egos” del soñador. Esto último tira por tierra parte del psicoanálisis. Parte, no todo. Pero al mismo tiempo confirma una hipótesis de Danah Zohar, (en su obra “El Yo Cuántico”), que sugiere que de hecho vivimos simultáneamente más de una vida, pero no solemos ser consciente en cada una de ellas de las otras que vivimos, como quien dice, “en paralelo”.
En cuanto a una posible interpretación directa de tu sueño, puede tratarse de una muy útil “teatralización mental y onírica” de algo que suele ocurrir en la vida de vigilia: no conoces a una persona hasta que empiezas a tratarla, y a lo largo del trato, tu visión de esa persona puede ir cambiando a medida que las circunstancias y vivencias experimentadas con (o en relación con) esa persona, hace que su rostro vaya cambiando. Pero para poderte decir más al respecto, necesitaría saber dos cosas muy concretas: 1) ¿qué impresión tienes de lo que sueñas en el sueño mismo? Y 2), ¿qué impresión te queda o te aparece al despertar y recordarlo? Las dos cosas son claves.
Me atrevería a decir que en algunas ocasiones has vivido la experiencia de comprobar cómo lo que pensabas de alguien cambia a medida que lo vas conociendo, y que esos cambios te han hecho reflexionar alguna vez sobre lo rápido que solemos juzgar a las personas, y las de veces que luego hemos de cambiar de opinión, si no somos dados a la “inercia mental”. Y por último: te desaconsejaría que acudieras a “Diccionarios de Sueños”, y en su lugar usaras “Diccionarios de Símbolos”. Te citaré dos muy buenos, entre otros: uno, el “Diccionario de Símbolos” de Juan Eduardo Cirlot. Otro, el de Hans Biedermann, en Paidós ( 1993). Y un tercero -que no hay dos sin tres- el de Jean Chevalier y Alain Gheerbrant, en Herder, 1993.
Acudes a los símbolos, los aplicas a tus sueños, y tú misma podrás sacar las conclusiones. Espero haber sido útil en mi respuesta, ya que he sido demasiado prolijo, tal vez. Gracias.

21 de junio,14 horas y 24 minutos.eso es.y los que no coinciden con usted dicen tonterías(como paco,que es mejor que se eche;siguiera sus propios consejos y mejoraría todo)o son maleducados que atentan a la dignidad y la inteligencia(busquemos de quién)o no respetan las reglas de la lengua…o.palabra que esto trataba de sueños y no de acusar a los demás de cosas que nos sobran.sueños propios,claro.e insisto,fatuidad.los argumentos ad hominem de pena que dan enternecen.enfadado porque no le sonrío.claro que sí,hombre de dios.paz,mucha paz.plasta de tío.el señor me perdone.

¡Horror! Leo que he escrito “poderte decir…”! Lo más correcto sería escribir : “para poder decirte…” ¡Y eso que he sido profesor de “la cosa” durante 35 años! Ahora entiendo por qué tanta gente escribe tan mal : ¡con los profesores que han tenido, qué iban a hacer los desdichados alumnos!
No me lo perdono: la lengua de andar y hablar por casa no debería “colarse” en el uso de la lengua para escribir cosas en público. ¡No me lo perdono!
(Espero que ustedes sí me lo disculpen…) Sniff…

Amiga Lola: hace un buen rato, dejé escrito un largo comentario explicando a Lucía lo que podría significar su sueño obsesivo, y vi el comentario en el blog, y ahora veo que ha desaparecido. Si te es posible, Lola, te agradecería que indagaras qué puede haber pasado. Si es complicado, no te preocupes: poco importa.
Un cordial saludo.

Ahora, Lola, mis disculpas: está de nuevo el largo ( bueno, no es tan largo) comentario que le hice a Lucía sobre su sueño y cosas de esos mundos. Hoy, no sé qué me pasa, pero ando como zombi. ¡Seguro que esta noche quien sueña que lleva su cabeza debajo del brazo soy yo! Esa imagen onírica que acabo de citar y he leído antes en José Antonio me recuerda una “estampa” surrealista… Y eso me hace pensar si de veras es un sueño lo que cuenta José Antonio, es una re-creación (con valor onírico: como mucho de lo que hacían los surrealistas) del autor en la vigilia. ¡Genial imagen, José Antonio!

¡Otra vez se esfumaron mis comentarios en este blog! Acabaré como el gran Paco Umbral en la tele: “¿Y mi libro? ¡Yo he venido a hablar de mi libro!”
Bueno, pues, ¡ea! regalados están ya los comentarios para quien los tenga en esa nada cibernética, que también tendrá derecho a existir. La nada cibernética, digo.
( ¡Albero, albero…!) Iba diciendo el gitano por Sevilla sin ver nada más que obras y asfalto: desesperaíto, el pobre: ¡albero, albero! (¿Óndestán mis comentarios, eh?)
Gracias a todos.

Lo siento, Lucía, si no lo leíste, tampoco te has perdido gran cosa, pero te daba pistas para que tú misma pudieras interpretar tu sueño obsesivo de la no-cara, que luego es una y cambia a otra y otra…, y como me los han quitado dos veces del ringlero del comentarios, y como era largo de contar y estoy hoy algo “zombi”, y vago, y poco vate, y “mu seguío”, otro día será.
Querida Lola: te “roban” de todo. Primero el móvil y ahora comentarios de tu blog…, ¡van a hacer el agosto contigo en pleno junio!
Salud a todos, y hasta mañana.

Manuel, por favor, me puedes decir qué significa lo de la persona sin rostro y rostros que cambian y, de paso, por qué se sueña tener relaciones carnales con personas que te repugnan, porque, como María, yo también sueño eso y me preocupa

Pues yo, que soy una persona super-pacífica, sueño que doy tremendas palizas a la gente y eso ¿por qué?

PREMIO AL MEJOR SUEÑO OBSESIVO DE LA SEMANA
Por su calidad literaria y la minuciosidad, riqueza y rigor de las imágenes narradas, este jurado no duda en otorgar su galardón al relato de José Antonio Bernal. Realmente extraordinario.

RELATADO POR JOSÉ ANTONIO BERNAL.

El muro que separa la playa de los Baños del Carmen y la carretera tiene como tres metros de ancho .Es muy alto y me da miedo caerme .No sé cómo hemos subido pero desde allí se pesca bien. Mi cuñado y mi sobrino disfrutan como si no hubiera riesgo ni pudiera pasar nada. Ellos no temen. La pesca es una distracción y pueden pasar tantas cosas…
mi hermano lleva la cabeza debajo del brazo y vive como si nada. Me agobio porque creo que si se da cuenta la situación se volverá trágica. Nadie cae en lo que puede pasar, despierto bañado en sudor.
al final de la calle y de cuatro en fondo un muro de grises con cascos metálicos grises cierra el recorrido de la protesta. Corro escaleras arriba y desde el rellano inferior uno de “ellos” (siempre el mismo) dispara mientras la madre de mi amigo Jesús abre la puerta de un refugio que no alcanzaré: siempre despierto antes.
Me han amputado el brazo izquierdo: ya despierto el traumatólogo habla de operar la C-6.
Si no se hubieran repetido por lo menos cuatro veces cada uno…

P.D: Felicitamos al ganador y damos las gracias a nuestro experto, Manuel Laza, por sus fundadas y sabias interpretaciones, por fin recuperadas para regocijo de este blog y beneficio de todos los lectores.

gracias.ojalá,don manuel laza,no hubiera soñado “lo” de la cabeza.ignoraba la estampa surrealista y agradezco de antemano más información sobre ella.en general y particular llevo mal lo de los plagios.si no fuera porque hay lectores
con muy distintos perfiles entraría en detalles:el sueño en cuestión despertó un período extraño en mis relaciones familiares.y hasta ahí.preferiría no haberlo tenido.gracias por todo.estoy empezando a disfrutar con estas entradas y salidas.no siempre,casi.

Gracias, Manuel, por explicarme el significado de mi sueño, me tranquiliza saber por un experto que no se trata de nada grave…

José Antonio: lamento que tu sueño me pareciera inspirado en una imagen surrealista, pero no hay que confundirse: a veces he soñado cosas que no entendía ni por asomo, y de buenas a primeras me topo con que a diario había estado pasando por una calle (C/ Madre de Dios) donde en un solar de derribo, en una pared de casa ya casi toda caída, se podía leer: “un mosquito no puede parar un tren, pero puede llenar de picotazos al maquinista”. Y era éste mi sueño: conducía un tren (jugué mucho con trenes baratos, de esos de cuerda y las vías en forma de círculo, único regalo de Reyes que mis padres se podían permitir, y…) y ¡me picaban mosquitos! : Me había identificado con el maquinista, y el escrito ingenioso de los okupas de turno de la casa ya derribada, me afectaba sin yo saberlo. Disculpa si he dado a entender que te copiabas en tu sueño una imagen ya dada, que no era esa mi intención, José Antonio: en todo caso, que podría haber influido en tu sueño la imagen, caso de que la hubieras visto, lo cual es únicamente señal del enorme caudal de cosas que nos entran o llegan al subconsciente, y no llegamos a saberlas hasta pasado mucho tiempo. Y eso, si es que llegamos a saberlas todas, que lo dudo. Tu sueño es nítidamente surrealista, y eso no es ni bueno ni malo, y si su impresión te aterraba, lo lamento: ¡ojalá pudiera yo soñar cosas como las tuyas, que son enormemente creativas! Gracias, José Antonio.

Lucía, de verdad: yo no soy un experto en sueños. Me apasiona el tema, nada más. Y si mi comentario te ha ayudado, me alegro. Pero insisto: no soy experto en sueños. ¡Qué más quisiera yo!
Las gracias, mejor te las debo dar yo a ti, por haberte acordado de mi persona para una cuestión que te resultaba algo inquietante.
Y gracias a Lola, cuyo Blog pone en contacto a decenas de personas con un muy rollo, me da la impresión.

en fin,señor manuel.surrealista o no el dichoso sueño arrastró varias inocencias.le agradezco el comentario y en futuras ocasiones iremos platicando.lo del buen rollo o rollito hay que cuidarlo.gracias otra vez y a lo que guste.

Comentarios a esta entrada no permitidos