Inventario de corazones rotos

Todos –excepto los afortunados que aciertan a la primera- tenemos un amor frustrado –o varios- que contar. Esos-llamemos- ensayos previos en los que tanto nos descalabramos con tal de lograr el ansiado equilibrio emocional. Gracias a estos amores frustrados, en los que a veces nos empeñamos inútil y tozudamente, solemos hacer bastante el ridículo, perder el apetito y el sueño y distraernos de otros objetivos más pragmáticos. Sin embargo, a veces tienen su intríngulis; en la pluma de grandes poetas –afortunadamente para la Literatura, muchos de ellos recibieron calabazas; Dante, Petrarca, Garcilaso y etcétera- han culminado las más altas cimas de la lírica y, entre los seres comunes, como todo dolor, nos hicieron crecer, comprender y aprender del error (o los errores).
Por consejo de algunos de mis queridos lectores, abro, pues, este inventario de pasiones fallidas, tal vez como terapia para superarlas y, como de costumbre, para que consigamos livianizar la gravedad de la existencia y dejar de tomarnos tan en serio a nosotros mismos.

P.D: Prometemos contribuir con un relato pertinente y no escandalizarnos ni tremendizar cualquier conducta pasional –todas, comprendemos, suelen ser absurdas y exageradas y, en ocasiones, bastante patéticas-.
Al relato de amor más catastrófico, fallido y narrado con el mayor sentido del humor, que sea posible en tales circunstancias, este jurado de “Las Malas Lenguas” premiará con su ya tan prestigiado galardón de la semana. Anímate y cuenta con nosotros.

Comparte:
  • Twitter
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • Meneame
  • email
  • RSS
  • PDF
  • Print

Puede participar escribiendo su comentario a esta entrada o bien conectar con RSS y seguir cómodamente las futuras entradas de este Blog.

Comentarios

¡Gran propuesta la tuya, Lola!
Yo, me inventaré una gran frustración en mi infancia, y luego la amaré locamente en mi temprana madurez. ¿Qué te parece?
Pero no: participaré sin trampa ni cartón.

¡Maldita sea! Aquí tengo para explayarme, ésta va a ser ma mía. A ver ¿Por dónde empiezo? Voy a pensármelo, pero me parece que, no va a ser fácil elegir a la primera. Podría ser la Eva, o quizás la Pepa, lo de Lourdes fue peor, sin embargo,…Ya veremos

¿Hay algo más increíble que un reencuentro con un amor que se frustró en su día, pero que no has podido olvidar por mucho que lo has intentado en otros brazos?

Test para los grandes amores

¿Cómo se distingue un gran amor de un amor del montón? Fácil,

Primero: se vive una experiencia única de amor y pasión, poniendo “toda la carne en el asador”.
Segundo: un buen día el objeto de tu amor desaparece de la noche a la mañana, dejándote como alma errante.
Tercero: Dejas pasar tres décadas aproximadamente.
Cuarto: Si al cabo de este tiempo, propicias un reencuentro y sientes que el amor que sentiste entonces, se ha multiplicado de forma exponencial…
Quinto: Puedes asegurar que era un amor auténtico.

Sólo hay un problema, que si resulta no ser un amor verdadero, no contarás con otras tres décadas para probar de nuevo.

Saludos a todos

Amiga Lola: Perdona que te tutee, porque por la diferencia de edad, a juzgar por tu fotografía, creo que podría ser tu abuelo. Como aficionado a la Literatura me gusta mucho tu estilo, -no digamos nada tu físico, que también-, pero por eso mismo me extraña el uso de esos verbos tales como “livianizar” o “tremendizar”, que no veo estén recogidos en el Diccionario de la RAE.

Disculpe, don Francisco, que tercie en el tema que usted plantea a Lola. Es cierto que tales palabras no están en el DRAE, pero pensemos esto: cuando se escribe el primer diccionario de una lengua, ( y la nuestra castellana lo tuvo de los primeros), aún no había palabra alguna en diccionario alguno: no había esos imprescindibles repertorios léxicos para el estudio de las lenguas. Sin embargo, poco a poco van creciendo los diccionarios, los lexicones, y demás, porque se crean neologismos. Entiendo que Lola Clavero ha tenido la ocasión de crear un par de términos nuevos, y como se entienden y no precisan aclaración, ni siquiera precisan del diccionario. Pero andando el tiempo, igual pasan a formar parte de alguna nueva edición de la propia Real Academia de la Lengua. Siempre fue así, y usted lo sabe mejor que yo. Gracias, don Francisco: sus intervenciones siempre aportan algo nuevo.

Como ha dicho mi amigo Manolo Laza tanto “livianizar” como “tremendizar” son hapax, o sea, neologismos. La lengua se alimenta de ellos para crecer como ser vivo que es y se trata de un recurso de gran vigencia entre autores de la ya muy rancia tradición romana, agilizan el vocabulario y lo dinamizan desde Plauto, si bien es cierto que el propio Horacio en su poética (“carta a los Pisones”) decía que los autores no tendrían que abusar tanto de estos sus propios engendros. Lo que no tengo muy claro es lo que tenga que ver eso con mi físico o con los amores frustrados. ¿Qué me dice de eso, don Francisco?

TESTIMONIO DE AMOR FRUSTRADO (LO PROMETIDO ES DEUDA)

Yo buscaba un hombre en particular y él a las mujeres en general. Lo nuestro, pues, no fue sino un tremendo desencuentro que, por esa tradicional cabezonería en la que nos empecinamos los rechazados -y ya una es cabezota de por sí- se convirtió en obsesión. Intenté hacer posible lo imposible, ablandar la roca por todos los medios. Se lo dije con cartas e incluso con flores; pero una mujer con iniciativa no mola tanto como dicen en el “Cosmopolitan” y no suele pasar sino por loca. Si incluso seguí empeñada en este amor del todo inaccesible durante una década -que recuerde- no fue, desde luego, porque jamás me diera la mínima esperanza. Su negativa siempre fue tan tajante como inamovible. En su espera -pues todavía no sé por qué pensaba que iba a cambiar de opinión, siendo tan contundente- deseché relaciones “convenientes” y me hice casi célibe. Lo hice porque quise, sin embargo, y no tengo nada que reprocharme ni reprocharle. Gracias a él, conocí ese estado de gracia que es el enamoramiento -aún sin respuesta- y fui muy feliz. También me dio la oportunidad con esa larga espera de encontrar lo mejor en el momento justo. A su vez, he de agradecerle que no me decepcionase llevando a la baja y vulgar realidad, lo que siempre se conservará como un acontecimiento mágico que iluminó mi vida. No hubiera sido justo darme un hombre normal y real a cambio de un dios o de un héroe. Después de todo, él tenía razón.

Lola, qué rabia, yo soy de los que acertaron a la primera. Va ya para ¡¡¡ 31 !!! años. Y que dure.

Lola, no me ha quedado claro, ¿Tienes pareja? No es que, por un sí, piense rendirme, pero tendría que cambiar de táctica y estrategia, y conviene saberlo; de cualquier manera, pensándolo bien, la respuesta no tiene demasiada importancia, así que no tienes por qué contestarme. Un beso

Oye, Juan, o sea, que tú empezaste tu relación con nueve años. Pues sí, yo diría que eso es suerte ¡¡Y precocidad, jolines!

P.D: Me ha encantado tu “Libro de familia”. Sobre todo, la primera “eternidad” y ese poema titulado “Entonces”. Me recuerda a mi amada poesía de la experiencia de la generación de los sesenta, de Ángel González y José Agustín Goytisolo y al estilo fresco y sincero de Mario Benedetti. Y esa “poética” al final, coincide con mi concepto horaciano y filosófico de la poesía, desnuda y profunda. Bravo.

Holden, Holden, Holden… Que lo que pregunta Lola es por amores frustrados, no busca novios. Guerrera Gloriosa: un amor reencontrado no puede considerarse un amor frustrado, sino como mucho, una frustración del pasado que en el presente ( o en el futuro próximo) encuentra su completitud, como se dice en Lingüística. Y, amigo, querido amigo Juan: ¿llamas rabia a tener tino y suerte? Ya lo sé : bromeas.
A todos, muchas gracias. Son ustedes personas luminosas y encantadoras. Conoceros ha sido una gran suerte.

Estimado Manuel Laza, ya sé que Lola no busca novios, en el mejor de los casos, buscaría “un” novio. También sé que esto va de amores frustrados, pero yo amo a Lola desde hace al menos cinco años, y si eso no es un amor frustrado, tendrá usted que definírmelo; aunque a decir verdad, yo tampoco lo tengo muy claro (¿Qué es un amor frustrado?). Un saludo, y gracias por ser usted como es. Adiós.

Hombre, Lola, con 9 años no. Con 13. No es que sea mucha diferencia, pero es lo bastante para, aún siendo precoz, no serlo tanto. Yo soy un modelo (descapotable) de 1966, y esta historia empezó a finales de 1979, casi rozando ya 1980.
Por otra parte, te agradezco muchísimo lo que dices de “Libro de Familia”. Tu opinión es muy valiosa para mí, porque a un alto conocimiento literario unes una extraordinaria sensibilidad para escribir.
Gracias.

Bravo, Holden, ¿Nos vas a contar esa historia de amor frustrado por Lola? Ahora o nunca…Atrévete, que viene al caso.

A mí se me parte el corazón casi a diario. Hace ya varios meses que sueño que estoy desesperadamente enamorado. Es intenso, real, bello y jamás he amado tanto como cuando sueño. La luz del amanecer difumina su rostro y sé que cuando despierte la perderé para siempre.

por favor,sentido del ridículo.me sean pudorosos.pareciera que el geriátrico se acelerara.todo es broma.y quevedo con el amor como estupidización.más broma.consonancia de acosos y babosos.qué grima de rima.prima.

Tiene usted razón, José Antonio. Todo es broma y yo he tenido un ramalazo de cursileria imperdonable. Pero bueno, tampoco es para ponerse así.
Saludos bardo encabronado.

para saludos como ése mejor son bofetadas.ezo del bardo debe ser el marimacho de sus albardas.joder qué tropa,insulta hasta saludando.cada uno con lo mejor de sí.ea,suerte.

“¡Ay, mi Eugenia!se dispuso a pensar en ella.¡Mi Eugenia, sí,la mía -iba diciéndose-, esta que me estoy forjando a solas, y no la otra, no la de carne y hueso…”
Unamuno “Niebla”
(Dedicado a Lola)

Muchas gracias, Paloma, por el referente, aunque ya veo que nadie me cuenta experiencias propias. Será que todos habéis tenido suerte en el amor o que os da no sé qué o qué?

Lo siento, pero no es posible el humor. Ocurrió hace dieciséis años y no he vuelto a verla. No ha pasado un solo minuto sin que ella marque cada instante de mi vida. He llegado alto -trabajo, dinero, salud, amigos…- pero me siento vacío, todo cae en el vacío. Se acabaron las risas, salvo las fingidas. Parece tópico, pero ella era todo para mí, y sin ella no soy nada. Nada más. Lo siento.

Perdón, Miguel, ¿Ella murió? Si es así, lo siento mucho. No contaba con ese tipo de amores frustrados.

No lo sé, Lola. Espero que no, no es normal que la gente se muera antes de cumplir 40 años.

Todo el libro “Sabor a madera” de José Luis González Vera es un inventario de amores frustrados; los suyos. Pero será que aquellas calabazas se las ganan los hombres muchas veces por pensar sólo con su pene y tener tan bajo concepto de las mujeres e incluso de uno mismo.

Si quieres hacer una crítica literaria -o de cualquier tipo-lo menos que puedes hacer es dar la cara y no pertrecharte en el “Anonimatus”.

Eran los años 90’s y yo era un jovenzuelo con ganas de enamorarme…; la conoci por medio de un anuncio en un periodico en el que “no buscaba novia” sino una cantante para formar un duo o un grupo musical; ¿su nombre?…; le decian Lucky (Luqui)…; en ingles significa “afortunada”…; la cuestion es que quedamos para conocernos en su casa…; yo me arregle muy bien…; lleve mi instrumento(¡podria ser una buena metafora sexual!); ¡justamente el bajo!…; el bajo electrico y creo que tambien la guitarra; tenia muchisimos nervios y fui conduciendo atravesando la zona norte hasta llegar a destino; o sea; su piso; toque el timbre del fonoporta y una dulce voz me saludo y me abrio la puerta; yo; ¡ya me imaginaba que esa chica tenia que estar buena!; y en efecto; me enamore a primera vista con tan solo verla; me invito a pasar…; ¡pero de pronto!…; ¡aparecio una tremenda gorda con gafas!…; lo que me dio muy mala espina…; vi en sus ojos ganas de comerme con patatas fritas…; pero no le hice mucho caso; aunque ella se metio en todo y estaba presente en cada encuentro…; primero le mostre a Lucky algunos temas que habia compuesto, pero ella estaba muy cortada para cantar, le dije…, “mi grupo favorito es “Captain Beeheart and his Magic Band”(“Capitan Corazon de Lomo y su Banda Magica”), ¡me miro raro!; en esa epoca triunfaba lo alternativo destronando a Michael Jackson (“¡Que en paz descanse!”) unos tipos con malas pintas con el nombre de “Nirvana”; a ella le gustaba particularmente los sugundones del “Grunge” “Pearl Jam”(“Mermelada de Perla”); a los que yo odiaba y rupidiaba por oportunistas, falsos y no se que mas cosas que con el tiempo se me ha ido pasando el odio y hasta que puedo tolerarlos escucharlos por ahi!…¡risas!…; volviendo a desgraciada historia de desamor; a la tal “Lucky” le fui regalando cosas; ademas de mis palabras para poder conquistarla y mis miradas lujuriosas…; libros (recuerdo el de Arthur Rimbaud, edicion bilingue español – frances), discos (el de “Frank Zappa” ["Ship Arriving Too Late to Save a Drowning Witch"]["Barco arribando demasiado tarde para salvar a una bruja ahogandose"] , camisetas (la amarilla de “Meat Puppets” ¡¡¡IMPORTADA DE LOS ESTADOS UNIDOS!!!…), flores( rosas rosas), perfumes (chloe)…; pero ella pasaba de mi; simpre se tenia que ir; siempre tenia otra cita; ¿con quien?; con un tipo(que al parecer se lo queria ligar) que trabajaba en una tienda de mascotas o en un acuario (creo que vendian peces); y claro; me dejaba en su piso con la gorda de gafas; con la excusa de que en la television por cable(en auge en ese momento) en la MTV pasan tal cosa o tal otra o una pelicula y asi; yo me quedaba ahi por tonto y estupido; porque tendria que haberme ido a mi casa; pero en fin; la cuestion y para terminar es que un buen dia; intente concertar una cita a solas con ella…; la fui a buscar a su piso; y como siempre toque a su fonoporta me atendio con su preciosa voz y me abrio la puerta con una sonrisa; pero al instante me dijo “¡me voy a duchar, porque tengo que salir!”, aclaro que no entendi muy bien la cuestion; pero ahi estaba su rechoncha amiga esperandome con una sonrisa de boca a boca; Lucky se metio en el asea y encendio la ducha y sin mas se dispuso a ducharse; me quede esperandola sentado en el sofa al lado de su amiga; ella me hablaba y me hablaba; y le digo…; bueno…; ¡ahora nos vamos con Lucky!; ella casi o cuasi indignada me dijo…; ¡¡¡NO!!!…; ¡Lucky tiene otra cita con el chico del acuario!, ¡tu te quedas conmigo para ver “Singles” (Una pelicula en la que actuaba “Winona Ryder”(¡Lucky se parecia bastante a esta actriz!) y algunos de los “Pearl jam” y de los geniales “Soundgarden” (¿recuerdan su “Black Hole Sun”?) en el cable y para comer una pizza!…; no recuerdo muy bien que me paso ni los detalles exactos…; pero…; me levante sin mediar palabra…; abri la puerta la cerre con todas mis fuerzas, me subi al coche y sali haciendo chillar las ruedas de mi flamante Renault 12 TL super – en-fa-da-do con rumbo a mi casa o lo que seria mas correcto la casa me mis Padres (“La casita de mis Viejos”), conduciendo por la Panamericana creo que escuchando a todo volumen el primer disco (C.D.) de “Naked City” con miles de pensamientos atravesando mi mente a la velocidad de la luz…, pensando…, ¿que mierda hice mal?…, y al llegar a “La casita de mis Viejos”…, sono el telefono…; ¡ring!….; ¡ring!…; ¡no!, no era Lucky disculpandose o para hablar conmigo; era la…; ¡¡¡GORDA!!!…; SUPER-ENFADADA para decirme que “¡lo mio no era la musica…; sino el teatro!”(insultandome un buen rato con piropos como “HIJO DE PUTA”, “LA PUTA MADRE QUE TE PARIO” y asi…, la cosa paso…; le compuse una cancion a Lucky intitulada Lucy…; la primera parte era como romantica, idilica y platonica y la segunda(compuesta muchos años despues) ¡derrotista y como queriendo encontrarla otra vez para que un milagro salve mi vida amorosa!…¡risas!…; pero aqui no termina todo…, despues de casi diez años…; yo super-deprimido en esos tiempos de crisis por mis pagos, sono el telefono…, y ahora adivinen ¿quien era?…; ¡¡¡NO!!!…; esta vez ¡no era la gorda!…, ¡era LUCKY!…; me hablaba como si no hubiesen/hubieran pasado los años…, me pregunto si estaba tocando con “El Pesa-nervios” (grupo de “Pablo Krantz”) y si me podia ver en vivo y en directo(yo me habia peleado y habia dejado de tocar con Pablo Krantz desde hacia mucho tiempo…), le respondia casi sin ganas a sus preguntas(por mi maldita depresion y mis animos) y asi nos despedimos deseandonos “¡suerte!” con un adios…

Nota: No se nada de ella y tampoco tengo ganas de saber…, pero ahi quedan los recuerdos que; metidos en la licuadora de nuestras mentes son como un “telefono descompuesto(roto)” para crear historias nuevas a partir de estos; de ellos; o mejor dicho; de ellas!…¡risas!…y mas ¡risas!…

FE DE ER-RATAS: ¡a Lola y a sus lectores ; les debo los acentos!…¡mi ordenador funciona mal o no se que coños he tocado!…

La musica continua…

PREMIO UNÁNIME DEL JURADO
Por fin, aunque fuera de plazo, Caly Towj, nos envía una historia de desamor. Le concedemos el premio, por supuesto; en parte por haber sido el único en ateverse a desnudar su corazón, pero también por haberlo hecho con tanta gracia y desenfado. Realmente, esa chica no merecía tu amor, Caly.
Enhorabuena y buen fin de semana!!!!

ah,no.ahora que venía yo a contar mi turbia historia.la de la chica de las carmelitas.otro pueblo,este no.y me parece que eso de los guiris gordos y la guapa que nos torea para cedernos a la amiga que despechada insulta…literatura,bastarda literatura.en fin y en serio.que sirva para desactivar un vinagre que pretende desabridamente explicaciones que creo no deben darse.suerte.

Comentarios a esta entrada no permitidos