Una mesa para la presidenta

Susana Díaz ofreció ayer en el Parlamento andaluz al PP más pactos que dedos tiene en una mano. Seis pactos, seis. Cada vez que enunciaba uno, la cara de la oposición pepera era la misma: no, gracias. Entonces Susana procedía como Groucho Marx haría: estos son mis pactos, si no les gustan tengo otros. Uno de los pactos iba sobre la construcción. Tanto bla, bla sobre el nuevo modelo productivo y ahora vuelven a ponderar las virtudes del ladrillo. Para no vender nuestra honra, una vez alquilado el sol a los vikingos y sajones, procedemos a vender nuestro suelo. Lo que en los sesenta fue progreso, en los setenta y ochenta desarrollo, en los noventa y dos mil se convirtió en una burbuja en la que se metieron chavalazos sin ganas de estudiar para ganar dos mil pavos al mes, comprarse cochazos y ayudar a la vieja. Ahora mendigan a los bancos, venden la tele de plasma, beben whisky de segunda por la tarde en un puto bar y hacen tiempo para recoger al niño, que este fin de semana les toca. También: que les quiten lo bailao. O enyesao. No hay que demonizar la construcción. Cierto. Pero tampoco conviene alicatarnos hasta las sienes, los pelos del pecho y los arcenes. La construcción puede volver a ser un maná, eso es indiscutible, pero suena a viejas recetas para lo que se prometía un nuevo tiempo. Se buscan solares. Susana Díaz ofreció constituir una mesa en la que todos los sectores de la construcción se sienten y se pongan de acuerdo. Se espera que no edifiquen encima de ella. De la mesa. Aún en el supuesto de que todo quede en nada, alguien venderá una mesa. En Ikea las hay muy monas. Entre los pactos ofrecidos también hay uno por el campo andaluz, si bien más que palabras en el Parlamento lo que habría es que poner el grito en el cielo, dado que Andalucía ha salido perjudicada en el reparto de la PAC, que no es una tía de Cáceres y sí la Política Agraria Común. También parece que viene una Ley de formación profesional. Puede que la letra con sangre entre, pero la formación hay que estimularla, y ofrecerla, con algo más que leyes. Zoido descalificó todo esto y para rizar el rizo, Mario Jiménez lo descalificó a él. Dijo que era el pleno de su «desinvestidura», lo cual es meter el dedo en la llaga al PP, que sangra por la herida de no tener candidato. Díaz se somete voluntariamente ante el Parlamento, lo cual lo revaloriza o revitaliza. De paso también anima otro sector un tanto alicaído y muy necesario: el de la construcción. Pero de discursos.

Comments Off

Llueve sobre pesado

No  queremos agua? tomemos dos tazas. La oposición va a obligar a De la Torre a celebrar un pleno sobre el que ya es el gran asunto de este mes en la ciudad de Málaga: el tarifazo, el agua, los ‘oncelitros’, la ducha para el que la trabaja y similares. Ayer, María Gámez y Ana Sempere (IU) que ya están tardando en decir cuántos litros emplean en remojar sus serranos cuerpos, dieron argumentos contra la nueva forma de baremar y cobrar el consumo. Y  no se olvidaron de competir en humor con el ya célebre showman antes conocido como el alcalde, del que los programas satíricos esperan como agua de mayo nuevas actuaciones. Bueno, tal vez nos podríamos haber trabajado un poco más la metáfora, no sabemos si es procedente hablar de agua de mayo, no nos vaya a perseguir Emasa estando como estamos en enero. También Hernández Pezzi, que va por la vida de no adscrito tras su marcha del PSOE, volvió a los titulares cuando señaló que querría ducharse con De la Torre ante notario. Mucha gente para un cuarto de baño, me parece a mi. «Nadie se quiere duchar conmigo porque soy un no adscrito», aseveró Pezzi taciturno, guasón y quizá sin saberlo, filósofo. El concejal no tiene quien le duche, diría García Márquez. De todo esto sacaremos que la ironía está en auge, dicho sea sin ironía. En Málaga la alta política se hace con humor, si bien hay quien opina que esto es un cachondeo. Son formas de verlo. Ignoramos si los concejales van a ir al tal pleno armados con barreños. Nos conformamos con que vayan duchados.
Seguir Leyendo »

Comments Off

El alcalde se ducha

Ahora sabemos por qué se mete en todos los charcos. Necesita más agua. El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, dijo ayer en el Foro Nueva Economía que sólo gasta menos de quince litros para ducharse. Se lo ha cronometrado su mujer, añadió. Abre el grifo. Se moja. Cierra el grifo. Se enjabona. Vuelve a abrir el grifo y aclara. Cierra el grifo. Si se está usted imaginando la escena no va a poder concentrarse en la lectura. De la Torre está dispuesto a repetir la escena delante de un notario. Qué habrán hecho los notarios para merecer eso. Ya sabemos que viven muy bien los tíos, echando una firmita y hala, cobrando una pasta. Pero esto es ya demasiado. Lo mismo el Colegio de Notarios se ha reunido de forma urgente por sortear a quién le toca semejante trabajito. Al que le toque, que no tema por su prestigio: nada puede quedar mal salpicado con tan pocos litros. De la Torre, dicen algunos de los asistentes, provocó la hilaridad con su relato de cómo se ducha. Bueno, en realidad nadie emplea la palabra hilaridad y lo que a todo el mundo le pasó fue que se descojonó. Dice María Gámez que tenemos un alcalde digno del club de la comedia. No. Yo pongo la tele y me sale un nota monologando diciendo que se ducha rápido y en sólo once minutos y no me hace ninguna gracia. IU es partidaria de que nos levantemos todos en la ducha final.
Seguir Leyendo »

Comments Off

Susana Díaz se va de gira

La vuelta al mundo en ochenta fotos. Susana Willy Fog Diaz se desplazará a finales de enero a Bruselas para mantener encuentros con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y el comisario de Política Regional, Johannes Hahn, con el objetivo de abordar asuntos comunitarios con repercusión en Andalucía. Ya ha anunciado también que irá a ver a Artur Mas, más conocido como el iluminati. Y coincidirá en un foro pronto con Patxi López. Si hoy es viernes esto es Orense. La próxima semana va a Madrid también a un foro. Anteayer estuvo en la Cope nacional. Se desconoce si el president catalán va a exigir traductores. Es improbable que Más escuche a nadie, y mucho menos a la presidenta de un pueblo al que el nacionalismo periférico suele despreciar. Aunque sus padres sean de aquí. Los de muchos nacionalistas, no los de Mas. Sin embargo, va a ser bueno que se vean y la imagen que proyecten juntos será de diálogo. El encuentro tal vez beneficie más a Díaz que a Mas. Al PSOE no le va mal de vez en cuando aparecer como el garante del suave hablar con todos y garante de la unidad de España. Está claro que Susana Díaz tiene hambre de foto, protagonismo e influencia. Nada de carretera y a Almería, Huétor-Tajar, Estepona o Úbeda. O sí, pero al menos una vez a la semana, a Madrid. Y de cuando en cuando a los epicentros de la actualidad.
Seguir Leyendo »

Comments Off

Me llevo la miss a la playa

Todo columnista que se precie tiene que aspirar a derribar a un subsecretario, ganar el Gónzález Ruano y vivir como Camba. En su defecto ha de contribuir al desarrollo de su territorio. Por ejemplo, glosando la gastronomía provincial, alabando a las misses de la localidad o publicando un artículo sobre cualquier figura histórica de la villa, al que ha de llamar con mucha soltura ‘prohombre’. También da mucha prestancia meterse con el concejal más tonto. O marcarse un columneo de cuando en cuando poniendo mucho las palabras textura y exquisitez por ver si lo invitan al restaurante más ferolítico de la zona. No está de más tampoco, el primer viernes de cada mes, por ejemplo, poner a parir una tradición local por aquello de epatar y pegar una pequeña escandalera a resultas de la cual lo reconocerán en ciertos bares, se granjeará dos cartas al director como protagonista (una a favor y otra en contra) y dos viejas dejarán de saludarle.
Aquí en Málaga cualquier periodista que se precie, incluso alguno que no se precia nada, tiene un artículo escrito sobre el saneamiento integral de las aguas.
-Oiga, el saneamiento es un coñazo.
-Más coñazos son los que no lo terminan.
Seguir Leyendo »

Comments Off