El discreto encuentro

El presidente provincial del PP, Elías Bendodo y el secretario provincial de los socialistas, Miguel Ángel Heredia, mantuvieron en la mañana de ayer un encuentro discreto y sin focos. La agenda y detalle del acontecimiento lo prepararon por parte del Partido Popular Francisco Salado y por parte de los socialistas, Francisco Conejo. La cita tiene seguramente carácter exploratorio del adversario y mucho de reunión preparatoria de un encuentro público, con carácter de convocatoria informativa para escenificar un pacto que deje fuera de la melé política y partidistas algunos asuntos clave para la provincia, como el tercer hospital,  la consecución de infraestructuras o la manera de afrontar la crisis. Sin embargo, el factor Estepona puede joderlo todo. La cita estaba concertada con antelación a la oferta del PSOE de cogobernar en el citado municipio y por eso el asunto no figuraba en el orden del día de esta cumbrecita política provincial. Tal vez por eso en cuanto ambos salieron y se apretaron las manos cada cual se puso a largar por su cuenta. Heredia pidió a través de una nota que el PP acepte pactar en Estepona y conminó a la dirección pepera a expulsar a Ignacio Mena, portavoz de ese partido en el municipio costasoleño por estar “imputado por un presunto delito de coacciones y por el que la Fiscalía solicita 21 meses de prisión”. Bendodo por su parte aseguró que no desea entrar en un Gobierno bajo sospecha. Y para explicar su postura in situ decidió acudir a Estepona a explicar la estrategia de su partido, que ya resumió Antonio Sanz, dirigente del PP andaluz: de taparle las vergüenzas al PSOE, nada. Y algo que no ocultan los dirigentes peperos: no se fían de entrar en un gobierno al que le puedan caer nuevas complicaciones judiciales. Como se ve, artillería de la buena por ambas partes. Ayer a la tarde lo dicho en esta crónica era el estado general de la cuestión. Pero ya mismo, si insisten en las respectivas posturas, no todavía, no, pero si insisten, decimos, la imagen será que unos lloran e imploran, impotentes, ayuda. Y los otros ayudan pero a que la situación se pudra por el bien de su partido.

Compartir este artículo:
  • Twitter
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • RSS
  • Print
  • email

Puede participar escribiendo su comentario a esta entrada o bien conectar con RSS y seguir cómodamente las futuras entradas de este Blog.

Comentarios

Cuando vas a hablar de nuevas generaciones de malaga?

Se vieron en el hotel Larios, para más señas

Comentarios a esta entrada no permitidos