Pedagogía terciaria

Le preguntaron a un profesor, aquejado de problemas de disciplina y aprendizaje en el aula, cuál era su forma de afrontar la compleja situación a la que diariamente se encontraba. Sin mucha espera, sin la menor reflexión, contestó:
- Aplico la pedagogía terciaria.
- ¿En qué consiste la pedagogía terciaria?, inquirió el interlocutor.
- Muy sencillo. Consiste en que cuando tengo problemas hago lo que se tercie.

Quiero decir con estas líneas que hay que acabar en este país con la nefasta idea de que quien no sirve para otra cosa, vale para la enseñanza.

Lo que quería decir este profesor es que, cuando existían dificultades en el aula, actuaba como Dios le daba a entender, como se le ocurría. Es decir, al tuntún, de cualquier manera. Sin mediar investigación alguna, sin el rigor de la lógica, sin la ayuda de lecturas o consultas y, claro está, sin la menor aplicación de competencias profesionales contrastadas.

No es solo este profesor. Hay muchos profesionales de la educación y muchas personas que piensan así. Que no es necesario un conocimiento especializado, que no hace falta más que la intuición o la buena voluntad.

Existe el mito muy arraigado en nuestra sociedad de que para ser profesor no hace falta mucha preparación especializada. De hecho, para ser profesor universitario nada se pide o se exige referido a las competencias específicas de la enseñanza. Basta acreditar que se poseen conocimientos suficientes y que se han hecho investigaciones y publicaciones en la materia que se va a enseñar.

Poco más se hace en la preparación de profesores y profesoras de Secundaria. Hasta no hace mucho bastaba seguir un Curso de Aptitud Pedagógica que se solía realizar de forma apresurada, masificada y escasamente exigente. Ahora es preciso realizar un Master que ha mejorado en algo la situación, pero que considero todavía insuficiente en duración, estructura y exigencia.

En la formación de maestros y maestras se han elevado a rango de Grado los estudios que antes eran solo Diplomaturas. Pero todavía queda mucho camino por recorrer, ya que la masificación es alarmante y la vertiente práctica insuficiente.

Un problema añadido es que llegan a las Facultades de Educación alumnos y alumnas que no han podido acceder a sus estudios preferidos, de modo que se encuentran realizando estudios de Magisterio personas que no solo no deseaban hacerlos sino que rechazan con fuerza su futura condición de docentes.

¿Qué decir de los procesos de selección? Acaba de terminar su tesis doctoral, bajo mi dirección, Marcos Antonio Ruiz Valle, un maestro de cuerpo y alma. Ha hecho un excelente trabajo analizando el proceso de adquisición de la condición de funcionarios de los maestros y maestras de Infantil y Primaria. Que yo recuerde, ni uno solo de los informantes (Inspectores, Directores, Profesores de Academias, Presidentes y miembros de tribunales, candidatos evaluados… considera adecuado y justo el sistema de acceso a la profesión docente.

El profesor Xavier Melgarejo ha escrito un libro titulado “Gracias, Finlandia”. Y, hablando del proceso de selección de profesores de este país dice algo tan obvio como esto: “El proceso de selección del profesorado parte de la base de que para realizar su función el profesor debe tener unas cualidades individuales que permitan el desarrollo de su función docente”. ¿Cuáles son esas cualidades? Fundamentalmente dos: capacidad educativa y sensibilidad social.

La selección se produce antes de entrar en los estudios de Formación de profesorado, no después, como hacemos nosotros. De esa manera se ofrecen las plazas que se necesitan y por eso el desempleo de profesorado es mínimo. Para acceder a los estudios de Magisterio se pide una media superior a 9 en el promedio de Bachillerato y reválida. Es decir, los mejores estudiantes tienen que dedicarse a esta tarea tan importante. Y el candidato debe demostrar su sensibilidad social por lo que se valora mucho el haber participado en actividades sociales. Concluye el profesor Melgarejo: “Los finlandeses consideran que si la persona en cuestión no muestra esos rasgos esenciales, se puede dedicar a cualquier cosa, pero no a la educación de sus hijos”.

Una vez superada esta fase, cada Facultad organiza una segunda selección de los candidatos consistente en una entrevista, el resumen de la lectura de un libro, una explicación de un tema ante una clase reducida y la demostración de habilidades artísticas. Desde la década de los 90 se añadieron dos pruebas más: una de matemáticas y otra de Tecnología de la Información.

La entrevista permite explorar aspectos que no pueden apreciarse a través de ejercicios escritos. Pienso en la capacidad de comunicación, en la actitud social y en la empatía, tan importantes en el ejercicio de la profesión docente. También permite detectar a personas con trastornos psicológicos (el margen de error, según algunos estudios es del 0.025%). El Estado se asegura así (téngase en cuenta que la enseñanza pública supera el 90% en Finlandia) que no entren en la enseñanza personas con problemas emocionales o mentales.

¿Qué decir de la selección de los formadores en las Facultades de Educación y en las Escuelas de Prácticas? “Si la nota de entrada a las Facultades debe ser superior a 9 y solo consiguen acceder estudiantes tremendamente motivados, nos podemos imaginar la calidad de los profesores de estas facultades que deben enseñar a una élite estudiantil”, dice Xavier Melgarejo.

Algo parecido sucede en Cuba. Visité el país durante un mes hace ya muchos años para estudiar su sistema educativo, que tiene luces y sombras. Pero en esta cuestión los criterios son muy razonables. Quienes, por ejemplo, desean estudiar Química y hacerse químicos, ingresan en la Facultad de Química y quienes quieren dar clase de Química van al Instituto Pedagógico de Química. Para ingresar en la Facultad de Química hacen falta, pongamos por caso, 92 puntos sobre 100. Para ingresar en el Instituto Pedagógico de Química hacen falta 98 sobre 100. Es decir, los mejores, a la enseñanza.

Quiero decir con estas líneas que hay que acabar en este país con la nefasta idea de que quien no sirve para otra cosa, vale para la enseñanza. Quiero decir también que si la tarea de la educación es importante hay que destinar a ella a los ciudadanos mejores y más capacitados del país. Y quiero decir que la sociedad tiene que manifestar a los docentes el aprecio y el respeto que merece la trascendental tarea que realizan.

Además de saber, además de tener la competencia, es preciso querer hacerlo bien. Y para eso están los sistemas de dirección y de evaluación que permiten acreditar que el profesor está desempeñado bien la tarea. Y luego hay que poder hacerlo bien. Es decir, que tiene que haber buenas condiciones para realizar el trabajo. En Finlandia, por ejemplo, cuando en una aula hay un alumno con necesidades educativas especiales, no puede haber más de 10 alumnos.

Desde mi punto de vista, la piedra angular de la mejora del sistema educativo, es el docente. Si no está bien seleccionado y bien formado, si no tiene unas buenas condiciones de trabajo y si no goza del prestigio social que se merece, estaremos abocados al desarrollo progresivo de la pedagogía terciaria.

Puede participar escribiendo su comentario a esta entrada o bien conectar con RSS y seguir cómodamente las futuras entradas de este Blog.

Comentarios

Querido Maestro!
Estoy de acuerdo con las teorías que exponen sobre los responsables de educar y sobres las cualidades que deben tener.Me ha parecido muy buenos los parámetros que se rigen en Finlandia para ser profesor.
A mi me gustaría ir más allá y plantear un dilema, lo que llamaría la pedagogía de la vida. ¿Porqué hay personas que no llegan a encontrar el camino de realización en sus vidas?
Quizás usted me podría encender la luz que me hace falta encontrar.Me encuentro como el naufrago que cansado de intentar salir del agua se da por vencido y se sumerge en las aguas del océano hasta que aparece una luz y unos sonidos que lo hacen reaccionar y con sus últimas fuerzas alcanza la superficie y una mano providencial le alcanza y le saca del agua.Necesito esa mano amiga.
Añadiría a su comentario la parte vocacional de la enseñanza
y por supuesto de gran utilidad la parte de sensibilidad social.
Siempre que le leo me produce sensaciones variopintas,muchas que me revuelven las emociones y otras de aprendizaje que me ayudan a salir de este laberinto vital.
Muchas gracias y sin más me despido con un cordial saludo.

LO UTÓPICO ES LO REVOLUCIONARIO
Bien, y siguiendo ese discurso, – uno de mis hermanos mayores, uno de mis maestros, un tal MASG, me decía en una dedicatoria de uno de sus libros (1982) – aquello de “las cosas no tienen esperanza, precisamente por eso nosotros queremos cambiarlas”, …
“Porque los hombres que nosotros educamos terminarán incorporándose al sistema, serán piezas clave del sistema que yo quisiera cambiar. La trampa es perfecta: ¿cómo podrá favorecer el sistema un proceso educativo verdadero si su conclusión inevitable sería el deseo de acabar con él?
“Deberíamos comprender que no hay grandes esperanzas de que las cosas cambien. Sin embargo, es importante que nos parezca necesario cambiarlas” Scott-Fitzgerald.
O jugando con la eufonía de las palabras “lo revolucionario no es lo utópico sino que lo utópico es lo revolucionario”
¡Ay, cómo pasa el tiempo¡
“Cuando despertó…el dinosaurio todavía estaba allí”.
Bien, pues demos un paso adelante, de todo ese conjunto de profesionales bien preparados, los mejores, la élite de la élite, envíenlos allí donde son más necesarios. Tú, vosotros y yo sabemos dónde, cómo y cuando debe iniciarse la verdadera revolución.

[...] Le preguntaron a un profesor, aquejado de problemas de disciplina y aprendizaje en el aula, cuál era su forma de afrontar la compleja situación a la que diariamente se encontraba.  [...]

El sistema de acceso a la función pública docente, debe cambiar, al igual que la formación del profesorado. ¡Ahí está el quid de la cuestión! Eso provocaría un cambio que repercutiría de manera positiva en el sistema educativo.

Mis preguntas son las siguientes:
¿Porqué las universidades no hacen selección de candidatos? ¿porque hay que pasar una selectividad, y lograr cierta nota para entrar en ciertas universidades? ¿Porqué no se hace una prueba de acceso a esa universidad, en función de lo que se vaya a estudiar? ¿Porqué no cambia, desde hace años, el sistema de acceso a la función pública docente?

La educación está “adulterada” por los políticos de turno (llámese A o B), que hacen y deshacen a su interés. Sin tener en cuenta, lo verdaderamente importante: Los alumnos/as y los maestros/as. Y el ejemplo más claro lo tenemos con la aprobación de una nueva ley educativa (una más) que ha provocado la rebelión de gran parte de la comunidad educativa.

Gracias por sus reflexiones Profesor. Lo único que nos queda como maestros es no perder la ilusión y seguir luchando. abrazo a todos.

[...] ” las cosas van a mejor en educación “ aunque sepas que no es del todo cierto ¿ habrá un exceso de pedagogía terciaria? . Ahora bien ¿ esta postura es más acertada  que el exceso de dramatismo o exageración a la que [...]

Ayer, Miguel Ángel, tuve un debate con los alumnos y alumnas de la asignatura de “Métodos de Investigación en Educación Plástica y Visual” de segundo de Psicopedagogía, que es una licenciatura de segundo ciclo que desaparece.

Puesto que tenían que llevar a cabo el segundo trabajo de investigación en los colegios, les repartí el esquema de la investigación y les indiqué que al igual que el primer trabajo se los devolvería una vez corregidos y que debatiría con ellos los aciertos y errores, pues si no se hace de este modo consideraba que de poco servían.

Estaban totalmente de acuerdo con lo expuesto y, puesto que el debate se amplió a los eternos problemas que ya conocemos, te puedo indicar que lo que ellos me decían del profesorado que ha accedido recientemente (y no tan recientemente) es para horrorizarse: no les corregían los trabajos que les proponían, se los calificaban sin haberlos siquiera mirado, se quedaban con ellos con los argumentos más peregrinos, a pesar de la insistencia de que se los devolvieran… Y no digamos de las improvisaciones: clases sin preparar, explicaciones que no tenían ningún sentido, falta de conexión con la práctica docente que ellos cuando acaben sus estudios tendrían que saber aplicar…

La verdad que es enormemente desalentador escuchar esto de gente que en algunos casos tienen responsabilidades familiares (hijos, trabajo) y hacen un enorme esfuerzo por conseguir acabar sus estudios, pero se encuentran muy decepcionados de la mayor parte de lo que han conocido en la Universidad.

Para cerrar, quisiera apuntarte un error cuando dices que Magisterio ha pasado de Diplomatura a Licenciatura; en la actualidad los estudios conducen al título de Grado, como el resto de las titulaciones universitarias. Esto es un lapsus que puedes corregir.

Un abrazo desde Córdoba.

[...] Le preguntaron a un profesor, aquejado de problemas de disciplina y aprendizaje en el aula, cuál era su forma de afrontar la compleja situación a la que diariamente se encontraba. y contesto,…  [...]

Es un poco larga… Eso de la Educación Prohibida… No te la pierdas. La miras y después hablamos…
http://youtu.be/1RBBVL1Sah0

[...] Le preguntaron a un profesor, aquejado de problemas de disciplina y aprendizaje en el aula, cuál era su forma de afrontar la compleja situación a la que diariamente se encontraba.  [...]

El alumno necesita referentes. No es lo mismo enseñar que educar. El maestro educa con su actitud, con su saber estar, con palabras pero no menos con silencios. El alumno observa e inconscientemente interioriza y ese saber “sin saber que sabe” hasta muchos años más tarde, le acompañará siempre.
Echo en falta entre tantas quejas de maestros la autocrítica y hasta el cuidado de las formas. Una selección de los mejores, así debería ser. Aunque no resulte fácil identificarlos, tampoco ellos, seguramente, “saben que saben”.
Un saludo, profesor.

Comparto plenamente que la selección inicial previa a la universidad, la formación universitaria (planes de estudio adaptados a las competencias profesionales que se requieren para la docencia), el acceso a la función docente y la formación contínua del profesorado, de todo el profesorado (infantil, primaria, enseñanzas medias y universitarias) ha de ser puesta en tela de juicio y adaptarse a la enorme trascendencia que posee por su incidencia en seres humanos en formación.

Se habla de que los alumnos deben adquirir competencias básicas relaciondas con el mundo en el que le va a tocar vivir. Los informes PISA dicen que los alumnos españoles no están preparados ni para afrontar problemas relacionados con la vida cotidiana (de lo cual discrepo), los políticos dicen que el cambio en la educación depende en gran medida de las modificaciones metodológicas del profesorado. ¿Pero si los docentes no están formados para eso cómo pueden cambiar?

Los cambios han de afectar a todos los ámbitos entonces:

El primer cambio debe venir con unos currículum que formen adecuadamente a los alumnos de primaria y secundaria. Así podrán llegar buenos alumnos a las universidades.

El segundo cambio debe venir porque en las universidades seleccionen a su alumnado en función de las competencias profesionales que de él se requiere, especialmente en als carrera que qdirectamente vayan abocadas a la docencia.

El tercer cambio debería venir en una formación igual de selectiva para los que quieran dedicarse a la docencia en las enseñanzas medias, superiores y de régimen especial. Conozco gente incapaz de superar una prueba de oposición de maestro y sin embargo está impartiendo docencia en la unviersidad. De los criterios de selección del personal docente de la unviersidad parece que van más dirigidos hacia la investigación que hacia la docencia. En algunos casos los ridiculum van acompañados de mucho voltage.

El cuarto cambio debe venir en la forma de acceder a la función pública. Realmente es complicado buscar un procedimiento. El que sea debe estar basado en las competencias profesionales que se requieren. No obstante el procedimiento actual dista mucho de lo que se enseña en la universidad.

El quinto cambio debe venir por un riguroso y estructurado plan de formación continua que afecte a todos los docentes. Ya está bien de cursos de formación que no sirven para nada y que en ocasiones rayan en el capricho sin ninguna incidencia práctica en las aulas.

Seguro que habrá que realizar más cambios. A los que he propuesto apliquese la propiedad conmutativa para establecer el orden de rpioridad porque realmente no sé cual debe ser el primero, supongo que todos hand e ir produciendose simultáneamente.

Y finalmente Isabel García. Si que hay autocrítica y sobre todo crítica social, en algunos casos la presión de los padres sobre los docnetes llega a ser asfixiante. Y de igual modo que queremos los mejores docentes, yo también pido los mejores médicos, los mejores ingenieros, los mejroes abogados, los mejores albañiles, los mejores fontaneros, los mejores conductores,… y sobre todo los mejores políticos. Supongo que esto es utópico, entre otras cosas porque todos somos seres humanos y el error entra dentro de nuestra conducta. Lo importante es aprender de los errorres para ir progresando cada uno en su trabajo. Si todos hicieramos ésto otro gallo nos cantaría.

Feliz descanso a todos. Aunque este fin de semana de evaluación muchos docentes no lo podemos hacer.

El enchufismo y el clientelismo nunca dieron buenos (ni justos) resultados educativos, ni económicos.

Buenas tardes a todos, estoy de acuerdo con Juan Carlos Muñoz, sobre todo en el cambio de la selección de docentes universitarios. La universidad necesita un cambio importante, puesto que prima más la investigación que la docencia. Soy estudiante de Pedagogía y he sufrido la poca motivación de algunos profesores que hacían de su materia algo insufrible, sin embargo eran excepcionales investigadores. Por ello pido que aquél que quiera investigar que lo haga y que no sea obligado a impartir clase si no lo desea. Un saludo.

….y cuando tenemos en nuestras manos a criaturas de seis, ocho ,catorce meses la calidad del profesional es igual de importante.
Son etapas muy sensibles y es necesaria una formación constante porque la pedagogía terciaria de la que habla Miguel Angel puede tomar demasiado protagonismo.

Eskerrik asko

Es preciso que tanto los, docentes, los maestros, los normalistas, los pedagogos y todas las personas involucradas en la formacion de pequeños (y no solo pequeños, alumnos de todas las edades)sean personas calificadas, pues al estar tratando precisamente con personas, con humanos,la formacion de los formadores debe ser precisa, pues las personas con las que estas estan trabajando no son obras de las cuales podamos deshacernos o destruir en cualquier momento, todo lo que hagamos con ellos sera para siempre, lo que les enseñemos sera irreversible, es por ello que se debe contar con las herramientas precisas que hagan que nuestro trabajo sea el correcto….
Paulina Jimenez 6to semestre UPN

Bueno pues volvemos a lo mismo , la ética de un profesor contra el conformismo, desmotivacion social, problemas emocionales y miles de cosas que hacen que el quehacer del maestro que es formar, en estos momentos se base en deformar debido al carácter emocional de los docentes ,aunque digan que la subjetividad no importa , pues déjenme decirles que es la base de la relación de éxito alumno-docente, debemos convertirnos en esas personas que forman ideales de mejora en nuestros alumnos y de no quejarnos del contexto si no hacer algo para cambiar toda la basura que estropea el camino del proceso de enseñanza aprendizaje de nuestros alumnos y no solo eso formar gentes capaces si no gente con valores y pensantes.

ME LLAMO LA ATENCIÓN , LA FRASE DEL ESCRITOR DESABRIDA COTIDIANIDAD UNIVERSITARIA, Y PENSÉ CREO QUE ES PARTE DE MI VIDA Y CONFORME LEÍA ME DI CUNETA QUE TAMBIÉN ES MI CULPA ,HAY OCASIONES QUE NO SALUDO A MIS COMPAÑEROS O MAESTROS O PREFIERO NO TENER DISPOSICIÓN EMOCIONAL FAVORABLE, que nos esta pasando al dejar de lado un poco de cordialidad , no quiero ser un maestro mas aburrido ,recto , quiero ser un amigo para con mis alumnos , que cuando necesiten ayuda me busquen que amen entrar a mis clases, que me extrañen ,ojala la cotidianidad no cambie este ideal por que ellos se merecen ATENCIÓN ESPECIAL.

[...] Le preguntaron a un profesor, aquejado de problemas de disciplina y aprendizaje en el aula, cuál era su forma de afrontar la compleja situación a la que diariamente se encontraba. Sin mucha espera, sin la menor reflexión, contestó: Aplico la pedagogía terciaria….  [...]

[...] Le preguntaron a un profesor, aquejado de problemas de disciplina y aprendizaje en el aula, cuál era su forma de afrontar la compleja situación a la que  [...]

Buenos días, soy alumna de la Universidad de Murcia y estoy haciendo el tercer año del grado de Pedagogía. En primer lugar quiero dejar constancia de que este artículo me ha parecido muy interesante y apropiado.
En la línea del artículo me gustaría comentar que el sistema educativo Finlandés ha demostrado en reiteradas ocasiones su gran calidad, sin embargo España no goza de esta gran consideración. Muchos de las personas que conozco opinan que la solución a nuestro problema, al problema educativo en España se solucionaría con copiar el modelo Finlandés, pero en mi opinión esta solución no es posible, ya que debemos tener en cuenta que la coyuntura social, económica y política de España no es igual que la de Finlandia y mucho menos su historia, la cual marca el presente de las naciones. Es cierto que podemos coger ejemplos de este gran país para mejorar nuestro sistema educativo, como por ejemplo como muy bien dice el autor, la selección y sobre todo la formación de los docentes, que bajo mi punto de vista es la base de un buen sistema educativo.
En el siguiente enlace podemos ver una entrevista que realiza en el programa de Salvados, que bajo mi punto de vista nos ayudará a entender más sobre del sistema educativo de Finlandia
https://www.youtube.com/watch?v=uir4K0bbMsE

Estoy de acuerdo en que la selección y formación de profesores es la clave. No podemos seguir así. Con profesores que no quieren o no saben serlo. Es urgente cambiar el statu quo.

Estimada Lina.

La selección y formación de profesores es una de las claves, no la única. Y no todo el profesorado no quiere o no sabe serlo. De la misma manera que yo no podría argumentar de forma generalizada que la clave sea que los padres no quieren ejercer de padres o no saben serlos, siendo la educación de los padres hacia sus hijos un elemento crucial en el desenvolvimiento del individuo en el ámbito educativo, especialmente en las primeras etapas.

Respetuosamente.

[...] Le preguntaron a un profesor, aquejado de problemas de disciplina y aprendizaje en el aula, cuál era su forma de afrontar la compleja situación a la que  [...]

No cualquiera, aunqe estudie lo que estudie, tiene ese don de formar de una manera correcta.. si queremos personas de bien de esos pequeñitos a quienes se les esta formando hay que empezar a formar docentes capaces y habiles para dicha tarea, que tengan amor y pasion por lo que hacen, porqe no se trata de “hechar a perder” y volver a empezar, ya no se puede, son vidas, son el futuro, son el Hoy!

Me parece bien lo que se comenta de cómo se deben de seleccionar a los docentes, elegir aquellas personas que realmente estén motivados a estar frente a un grupo ya que es importante que la persona entienda lo que cada niño siente, además de que esto permita que los conocimientos que se transmitan sean los adecuados por lo que dejaría a tras la idea de que no me importa si aprenden total me pagan; ya que lo más importante es que con la educación se cambie la perspectiva que se tiene del país, el poder salir adelante; por otra parte no creo que la culpa de lo mal que esta la educación sea solo de los maestros, sino que esto depende más de la ideología de cada niño y de los padres que es lo que perjudica la educación ya que si los maestros quieren hacer todo lo posible para que mejore la educación y los alumnos se resisten, entonces no pueden hacer nada.

Para ser buenos docentes se necesita tanto de vocación como de preparación, es por ello que debemos estar consientes de que si lo que estudiamos es realmente lo que queremos y encontrar el amor por la carrera y poner el mayor desempeño posible en todas las actividades que realicemos, además de ello aprovechar al máximo los pocos o muchos conocimientos a los que tengamos acceso, dejar de lado los prejuicios que no nos permiten avanzar y mejorar cada día mas para poder formar personas integras, pues el futuro de toda una nación recae en gran medida en los profesores.Es por ello que los docentes no debemos dejar nunca de prepararnos y esforzarnos, pues trabajaremos con seres humanos.
NATIVIDAD NAVARRETE CADENA
N.L. 30
SEXTO SEMESTRE
UNIVERSIDAD PEDAGOGICA NACIONAL UNIDAD 151 SUBSEDE JILOTEPEC

Sin duda alguna la labor docente es una de las profesiones más difícil que alguién puede elegir, debido a que requiere de un gran compromiso tanto profesional como social y personal,puesto que se trabaja con seres humanos que sienten y piensan y no con simples objetos inertes; Aunque muchas de las veces las ideologias cambian de país en país, para unos es la carrera que dejan para última opción y para otros es la más importante y a la qué no cualquiera puede tener acceso, nosotros debemos concebirla como la carrera más hermosa que requiere una gran responsabilidad, compromiso y profesinalismo por parte del docente. Se debe dejar de lado la pedagogia terciaria y en su lugar el docente deberá explotar todas sus actitudes y aptitudes profesionales y personales para llevar a cabo el acto educativo.
UNIVERSIDAD PEDAGOGICA NACIONAL
SEXTO SEMESTRE
N.L : 28

No cabe duda que la labor docente debe ser vista no como la profesión más fácil a la cual cualquiera puede ingresar, ya que es por el contrario una de las profesiones más complejas que implica ciertas caracteristicas que se deben cumplir para ingresar a ella, caracteristicas profesionales y personales que muy pocas personas tienen y pueden cumplir. El sistema educativo Mexicano debería ser más energico como el de Finlandia en cuanto a la selección de docentes y así sin duda evitariamos en cierta medida la pedagogia terciaria que tanto afecta a la enseñanza.
UPN
SEXTO SEMESTRE
N.L:31

La lectura es muy interesante y hace una breve reflexión hacia el desempeño docente, ya que en muchas ocasiones la mayoría de los maestro sienten que están en situaciones que no pueden superar, ya sea cuestiones con los alumnos, con los maestros o con la institución cuestiones que debemos de aprender a superar, tener la capacidad de enfrentarnos ante circunstancias que nos pueden cambiar el rumbo de nuestro desempeño escolar y saber que hacer y tener en cuenta que por mas grave que sea el conflicto vendrá el momento en el que va a pasar, así como tener en cuenta que pase lo pase la vida sigue y no espera.

En mi opinión la lectura abre un análisis personal para poder responder a aquellas circunstancias en las que nos vemos envueltos y que quizás pensemos que no podemos solucionar, además de que en el desarrollo del ámbito como docentes van a existir muchas situaciones en las que tendremos que aplicar lo terciario mencionado por la lectura, es decir tener y aplicar unas estrategias alternativas para darle solución a aquellas cuestiones que se presenten como imprevistas, esta claro que en la vida no todo es color de rosa, pero también esta claro que tenemos la capacidad como docentes para poder atender y resolver a lo que no esta en nuestros planes.

PEDAGOGIA TERCIARIA
Considero vital e importante la reflexion que se nos plantea cuando analizamos a la educacion como tal y los agentes que dentro de ella actuan y desempeñan sus funciones y si bien es cierto todos y cada uno de ellos son importantes; en el docente recae un gran porcentaje de importancia y responsabilidad para lograr este proceso de enseñanza aprendizaje sin embargo es necesario que se reformule el proceso de selección de los docentes porque de ello depende el actuar para brindar una educacion de calidad que permeara en las proximas generaciones, es decir para ser docentes tienes que ser de los mejores sin dejar de lado la parte humana cubriendo un perfil que te permita realizar una practica docente de calidad.

PEDAGOGIA TERCIARIA
Considero vital e importante la reflexion que se nos plantea cuando analizamos a la educacion como tal y los agentes que dentro de ella actuan y desempeñan sus funciones y si bien es cierto todos y cada uno de ellos son importantes; en el docente recae un gran porcentaje de importancia y responsabilidad para lograr este proceso de enseñanza aprendizaje sin embargo es necesario que se reformule el proceso de selección de los docentes porque de ello depende el actuar para brindar una educacion de calidad que permeara en las proximas generaciones, es decir para ser docentes tienes que ser de los mejores sin dejar de lado la parte humana cubriendo un perfil que te permita realizar una practica docente de calidad.
CASIMIRO HERNANDEZ JOSE GERMAIN UPN JILOTEPEC

PEDAGOGIA TERCIARIA
Es importante el analisis que se nos plantea en esta lectura y la reflexión que se nos plantea: Para lograr una educación de calidad debemos tener al frente de grupo a docentes de calidad que cumplan con sus funciones que cubran un perfil que no se olviden de la parte humanistica que sepan transmitir conocimientos y sobre todo que le tengan amor a el arte de enseñar, debemos dejar a un lado los estigmas que la sociedad misma se ha encargado poner en la educación en donde solo los que no son aptos para otras cosas deben de enseñar.
si queremos progresar debemos empezar desde la base de la estructura educativa y deben de estar frente a un grupo los mejores y a esos docentes a su vez deben formarlos tambin los mejores.
ISABEL CRUZ FLORES UPN JILOTEPEC

Ser docente es más que “enseñar” un concepto, un axioma, un procedimiento o alguna destreza manual. Mediante sus responsabilidades cotidianas: preparar clases, llegar puntualmente al aula, exponer ideas, dar testimonio de algunas experiencias, corregir prácticas, explicar ejercicios, escuchar, solucionar problemas, el docente expresa, transmite y propone una manera de ser en el mundo. Se convierte en un arquetipo para los estudiantes. El docente debe estar bien preparado para insertarse al campo laboral. En México, sólo se necesita de un 7 para ingresar a Pedagogía y un 8.5 para entrar a una escuela normalista. Debe haber una readaptación en el sistema educativo. Tal vez no exista un reajuste, ni podamos copiar el modelo de Finlandia pero yo futura docente me comprometo a no aplicar nunca una pedagogía terciaria

Considero que es de suma importancia que la formación de un docente principalmente debe comenzar con la vocación y el interés por buscar una mejor educación, a si mismo tener una ética profesional frente a un grupo de alumnos y en la sociedad, por que ser un profesor no es un papel muy fácil de realizar, principalmente en el aula por que el docente debe ser un doctor, un amigo y un guía por que en su palma de su mano esta el futuro de cada alumno, empezando desde valores hasta conocimientos, pero sobre todo esto comienza desde el proceso de enseñanza- aprendizajes.
EDITH ANGELICA MARTINEZ MARTINEZ
UPN SEXTO SEMESTRE

Comentarios a esta entrada no permitidos