Tapar la boca

Tapar la boca a las personas es un atropello inadmisible.

La libertad de expresión es un derecho básico de los ciudadanos y ciudadanas en una democracia. Tapar la boca a las personas para que no puedan decir lo que piensan es un atropello inadmisible. Si la causa de la decisión es que quien habla critica al poder, resulta doblemente pernicioso porque no sólo se destruye la libertad sino que se ejercita el abuso de autoridad, cáncer de la democracia. La democracia consiste en reconocer que el poder está en el pueblo. El pueblo es la autoridad. Y quienes han sido elegidos por el pueblo tienen el deber de servir, no de acallar, tienen el deber de garantizar la libertad, no de coartarla.

Eso es lo que ha sucedido en el Ayuntamiento de Valdivielso (norte de Burgos). Acabo de escuchar la grabación del pleno municipal celebrado el día 4 de julio en el que se debatió la continuidad de una Radio Municipal que lleva funcionado varios años.

Se trata de una Radio que organiza muchas actividades con niños y adultos, que pretende preservar la memoria del pueblo, que rescata del olvido usos y costumbres, que sirve de enlace entre los ciudadanos y ciudadanas para ofrecer ayuda a quien se ha quedado sin gasolina o necesita alguna cosa urgente…

En un punto del orden del día del citado pleno se aborda la continuidad de la radio que está sufragada con las aportaciones de los miembros de una Asociación Cultural y con una subvención de 8900 euros anuales del Ayuntamiento. Se dice literalmente en el pleno que no se puede aceptar que una Asociación que recibe esa ayuda se dedique a criticar a los concejales y al alcalde. Lo que debería haber hecho la Corporación al concederles la ayuda es exigirles bajo contrato que dedicasen varios programas a cantar las loas de los señores concejales y del señor alcalde.

El error básico reside, a mi juicio, en la concepción del dinero público que tienen esos gobernantes. Creen que el dinero es suyo. Y, por consiguiente, tienen que decir cómo se ha de emplear. Pues no. El dinero es del pueblo (¿o lo han puesto de su bolsillo?) y los gobernantes lo tienen que administrar según los intereses y la voluntad del pueblo. Criticar las actuaciones del alcalde es un ejercicio de democracia que no se puede eliminar.

La composición de la corporación es de tres miembros del PSOE, entre ellos el alcalde, tres concejales del PP y una concejala que es miembro de la Agrupación “Juntos por Valdivielso”. Los tres miembros del PP quieren clausurar la radio. Los tres del PSOE quieren sustituir a quien la dirige por un periodista contratado durante seis meses hasta que llegue, en primavera, una nueva Corporación tras las elecciones. Y la concejala que pertenece a la Agrupación quiere la continuidad de la radio. Ante el resultado de la votación 3-3-1 se impone el voto de calidad del alcalde. Y allí, sin más, éste da por zanjado el asunto diciendo que si cuesta mucho llevar a cabo la decisión ganadora, se impondrá la decisión del PP. Es decir, que se acaba con la Asociación o se acaba con la Asociación. Y, por consiguiente, con la radio.

Al parecer la radio puso en marcha una recogida de firmas que no gustó a los munícipes. Y se quejan de que esa no es una función cultural. Depende de lo que entendamos por cultura, claro está. Porque si entendemos por cultura el conocimiento, el análisis y la participación en lo que atañe a la ciudadanía la recogida de firmas es cultura.

En el pleno se ve claramente que la decisión está tomada, que no interesa debatir, que no se cuenta con la opinión del pueblo, que lo que se pretende es acabar con la radio.

No se puede silenciar esta radio. No se puede acallar la voz de quienes opinan. Lo que tienen que hacer el alcalde y los concejales es rebatir en la radio los argumentos que consideren falsos. Estoy seguro de que nunca se lo han impedido. No puede calificar la crítica de falta de respeto porque falta de respeto es la suya al decidir acabar con la Asociación y con la radio. Lo que tiene que hacer es ofrecer la oportunidad de hablar de la libertad de expresión y de las cortapisas que esta encuentra cuando el ejercicio de esa libertad desagrada a quien tiene el poder.

Un empresario decía: a mí no me gusta que mis trabajadores me adulen, a mí me gusta que digan la verdad, aunque eso les cueste el puesto. La pregunta es bien sencilla: ¿Hubieran tomado esta decisión sobre la radio si no se hubiera mostrado crítica con el poder, si hubiera recogido firmas para apoyar la gestión municipal?

Otro empresario invitó a un grupo de trabajadores a una comida de fraternidad. En los postres se puso de pie y contó un chiste. Todos los trabajadores se rieron a carcajadas, menos uno, que se quedó impasible. El empresario se dirigió a él y le preguntó:
- ¿Es que a usted no le ha hecho gracia?
Y el trabajador contestó:
- Mire usted, a mí me ha hecho la misma gracia que a todos los demás, pero es que yo me jubilo mañana.

Si el alcalde, como dice en el pleno, entiende que la radio le falta al respeto, que denuncie los hechos ante el juzgado, pero que no cierre la radio. El juez dirá quién tiene la razón. Es fácil confundir con falta de respeto el sano ejercicio de la crítica que manifiesta con crudeza el desacuerdo ante la política. No vale decir cualquier cosa: no vale calumniar, por ejemplo. No vale insultar, pero hay modos de saber si lo que se dice es una opinión razonada o un exabrupto indecente. Lo último es tapar la boca a quien habla, con la excusa de que no están hablando bien del que les ha regalado un micrófono.

Intenté hablar con el alcalde, pero no fue posible, a pesar de su buena disposición. Me hubiera gustado conocer directamente su opinión. En cualquier conflicto es conveniente escuchar a las dos partes. Pero bueno, él habló con sus intervenciones y con su decisión en el pleno.

Invito a la Corporación a que revoque la decisión que ha tomado y de continuidad a la radio renovando el contrato que vence el 31 de agosto. Esa radio es una hermosa iniciativa de la que todo el pueblo se beneficia y se siente orgulloso. Sería un gesto de inteligencia y de honradez. Cuando en una sociedad los aduladores prosperan y los críticos están condenados a la persecución o al ostracismo la democracia está en peligro.

Comparte este artículo:
  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Google Bookmarks
  • email
  • Print
  • PDF

Puede participar escribiendo su comentario a esta entrada o bien conectar con RSS y seguir cómodamente las futuras entradas de este Blog.

Comentarios

Los españoles siempre hemos sido muy dados al “ordeno y mando”.Hasta el más ridículo chisgarabís, portero con gorra de plato, se cree envuelto en el halo de la autoridad, como aquellos guardas de los jardines que en tiempos del Maligno amonestaba a las parejas que se besaban recatadamente. Y no podemos olvidar la lapidaria frase:”usted no sabe con quien está hablando”.
Quedan algunos que aún lo practican (ahora con la crisis más)aunque sea solapadamente.
Felicidades por sus escritos.

[...] This post was mentioned on Twitter by Gana Dinero en Casa, Noticias Dinero. Noticias Dinero said: Tapar la boca | El Adarve: El error básico reside, a mi juicio, en la concepción del dinero público que tienen es… http://bit.ly/9dwbhu [...]

Hay políticos que miran por sus propios intereses, se olvidan del pueblo y se niegan a escucharlo. Les cuesta reconocer sus errores, rectificar o pedir disculpas, cosa que no soporto, su prepotencia.
Todos sabemos que retificar es de sabios y que nadie es perfecto, por eso espero que el alcalde se de cuenta del daño que hace a los demás cuando se les elimina una posible forma de expresarse y de manifestarse en libertad y cambie su actitud.

La democracia siempre está en peligro, y donde abundan alcaldes como éste el peligro es aun mayor y, incluso la democracia este viciada; es decir, en lugares como ése no existe una verdadera democracia. Un cordial saludo y, muchas gracias, señor Miguel Ángel.

La democracia siempre está en peligro, y donde abundan alcaldes como éste el peligro es aun mayor, y, incluso la democracia está viciada; es decir, en lugares como ése no existe una verdadera democracia. Un cordial saludo y, muchas gracias, señor Miguel Ángel.

En un mitin de “aquellos tiempos” escuché cómo un socialista, electo después, decía lo contrario de lo que había afirmado Tierno Galván. Hay para todo.
No hace muchos años, cuando salió el tema de no mandar sustitutos por la primera baja a los colegios, una munícipe afirmó que “quien paga, manda”.
Podemos ver que el aprendizaje de la democracia y sus criterios de objetividad y transparencia es un camino largo que, por lo visto, no está al alcance de los “padres de la patria” de la familia política que sea.
¡Qué dolor tan inhumano, aunque no tengamos piano!

Bueno…. anécdotas tal como las que relata el artículo, hemos podido conocer centenares, desde las primeras elecciones democráticas, con protagonistas de todos los signos políticos. Son todas ellas tristes y abundan en esa percepción de que en España aún nos queda un largo camino en cuanto a código deontológico que deberían regir las actuaciones de los políticos profesionales. Cualquier noticia sobre corruptelas varias, sin ir más lejos las que se han extendido durante todos estos años de neoliberalismo económico por todos los Ayuntamientos (tránsfugas por doquier, contratos, recalificaciones urbanísticas en 24 horas, comisiones, etc.), han servido para tener, finalmente, una concepción rozando lo despectivo por parte de los/as ciudadanos/as de nuestra clase política. Lejos el arte de la retórica, lejos los estadistas que obviamente no existen. Lejos incluso las cualificaciones, académicas, culturales, profesionales, de las que deberían hacer gala. Sin tener mucha idea al respecto, creo que una formación política debe contar con dirigentes brillantes en todos los sentidos. Personas que sepan de lo que hablan. De la misma manera que no es posible concebir a la persona titular de economía sin la correspondiente licenciatura, no es posible concebir que cualquier persona, simplemente en virtud de su posición dentro de un partido, sea el responsable de tal o cual cargo, de tal o cual cartera. Y creo que por desgracia, esto último es lo que más abunda. En este sentido, me confieso una desencantada absoluta de la clase política. En los últimos tiempos, se me hace imposible escuchar las declaraciones de nuestros dirigentes o de los partidos de la oposición. Sólo escucho dimes y diretes donde el discurso, de todos ellos, queda reducido al desmentido y a intentar poner en evidencia al otro partido, aunque sea a base de torpes juegos dialécticos. Esto no quita que todavía, a pesar de todo, haya un cierto reducto de simpatizantes de tal o cual partido, si bien es evidente que no existen ideologías. Ese neoliberalismo al que he hecho referencia, acabó con con ellas hace ya mucho tiempo. Simpatizar con las siglas de un partido es, simple y llanamente, un ejercicio de nostalgia, posiblemente. Y sin duda, de ceguera. Al menos, en el contexto político actual que tenemos y hasta que no surja, a saber de dónde y en qué contexto o formación específica, alguien brillante, honesto, cualificado, que transmita sinceridad, virtud ausente por completo en la clase política y que como buen líder, sepa sintonizar con ese enorme electorado desencantado que miramos de reojo, a estas alturas, cualquier cosa que tenga que ver con la política en general. En fin, buena semana a todos/as.

[...] Tapar la boca | El Adarve [...]

Felicitarle por su escrito D. Migue Angel. No habrá nunca democracia, si los partidos que dicen representarnos no lo son. A nuestra plataforma, Democracia y Libertad en el PP, llevan 2 años intentándonos con su poder taparnos la boca y a pesar de todo y el apagón mediatico, hemos conseguido 110 delegaciones en toda España. Mientras más cristianos echen a los leones, más cristianos salen, y si es en la defensa de la democracia y de la libertad de todos los ciudadanos, más van a salir. http://www.democraciaylibertadpp.es

He oído que el alcalde va a contratar un periodista por un año. Eso no fue lo que se aprobó en el pleno. Si así fuera, la buerla sería todavía mayor.

La democracia no está en peligro. La democracia está de vacaciones. Se ha tomado un año sabático.En mi país y en otros tantos. Yo quisiera antes de morir poder vivir la democracia. Desde tantos años ha oigo hablar de democracia. Hablar. Porque de vivirla, nada. ¿Será quizás una utopía de esas que nos pasamos la vida persiguiendo? ¿O parte de la magia de los cuentos para niños?

Desde el Valle de Valdivielso, agradecemos al profesor Santos Guerra su interés en este asunto que nos trae a mal traer. Efectivamente, como dice José Ramírez, el alcalde ha decidido contratar a un periodista por un año, no fue lo que se aprobó en el Pleno. Parece ser que no se atreven a cerrar la radio -a corto plazo- y tampoco se sabe lo que ésta va a costar al Ayuntamiento a partir de ahora, ya sin la aportación de los más de cuatrocientos socios de la Asociación Cultural Radio Valdivielso. Los munícipes la acusan de estar politizada por haber solicitado firmas a favor de la continuidad de la radio tal cual es en la actualidad, se recogieron más de tres mil que fueron entregadas…e ignoradas a la vez.
Esta es la democracia que tenemos en el Valle. A ver si llega a oídos del PSOE estatal y toman cartas en el asunto. No tienen más que escuchar la grabación del Pleno del Ayuntamiento de día cinco de julio en la página de la radio y sacar sus propias conclusiones.

http://radiovaldivielso.es/

Con permiso del profesor, les invito a entrar en el grupo de facebook “Contra el cierre de Radio Valdivielso, unámonos” y dedicar sus opiniones al alcalde.

Gracias de nuevo al profesor por hacerse eco de esta cacicada.

(Disculpas si repito el comentario. Lo envié hace horas y no lo veo publicado)

Desde el Valle de Valdivielso, agradecemos al profesor Santos Guerra su interés en este asunto que nos trae a mal traer. Efectivamente, como dice José Ramírez, el alcalde ha decidido contratar a un periodista por un año, no fue lo que se aprobó en el Pleno. Parece ser que no se atreven a cerrar la radio -a corto plazo- y tampoco se sabe lo que ésta va a costar al Ayuntamiento a partir de ahora, ya sin la aportación de los más de cuatrocientos socios de la Asociación Cultural Radio Valdivielso. Los munícipes la acusan de estar politizada por haber solicitado firmas a favor de la continuidad de la radio tal cual es en la actualidad, se recogieron más de tres mil que fueron entregadas…e ignoradas a la vez.
Esta es la democracia que tenemos en el Valle. A ver si llega a oídos del PSOE estatal y toman cartas en el asunto. No tienen más que escuchar la grabación del Pleno del Ayuntamiento de día cinco de julio en la página de la radio y sacar sus propias conclusiones.
http://radiovaldivielso.es/
Con permiso del profesor, les invito a entrar en el grupo de facebook “Contra el cierre de Radio Valdivielso, unámonos” y dedicar sus opiniones al alcalde.
Gracias de nuevo al profesor por hacerse eco de esta cacicada.

Como siempre te felicito por tu blog!! Soy Profesora de Música de Mendoza, Argentina y tuve la oportunidad de asistir a una de las charlas que diste en nuestra provincia. De más está decir que fue un PLACER para mis oidos escucharte!!
PD: En un diario de nuestra provincia apareció un artículo titulado “El aviso clasificado que fue poesía” que me pareció que merecería uno de tus blogs. Aquí va el enlace http://www.losandes.com.ar/notas/2010/7/25/estilo-504365.asp

Resulta escandaloso el proceder de esa corporación. He escuchado la grabación del pleno y es inadmisible cómo van a la votación acallando preguntas qeu son imprescindibles para poder votar con sentido.
Se trata de una utilización de las formas democráticas pra romper la democracia. Esa votación es una farsa. Se hace lo que quiere el alcalde bajo la apariencia de una democracia. Y se ve más claramente en lo que parece ser un quebrantamiento de lo decidido. Ahora contratan a un periodista POR UN AÑO. ¿Cuándo se acordó eso? Es una cacicada en toda regla.
Gracias a Miguel Angel por denunciar este hecho.

Como siempre, profesor Santos Guerra, es un placer leerle. Sabe usted poner el dedo en la llaga, el dardo en la diana, acentuar el dato que más interés tiene y de ese modo contribuye usted, y mucho en mi opinión, a la formación integral de este país, de sus ciudadanos, de sus gentes, de todos.
Pero esta vez querría, sin el menor ánimo de crítica, hacerle notar algo con respecto a los usos idiomáticos. Se trata de esto: un par de veces escribe usted “ciudadanos y ciudadanas”, y sin embargo no escribe “niños y niñas” ni “adultos y adultas”. ¿Por qué? A mi entender, se trata de que como se repite tanto lo de ciudadanos y ciudadanas, y mucho menos lo de niños y niñas, o adultos y adultas, en estos casos el idioma funciona como siempre lo hizo: el género en masculino tiene, además del valor propio de “masculino”, ese otro valor genérico que nos viene desde los mismos silogismos medievales, o anteriores: “el hombre es mortal” incluye a la mujer, etc. Muchas gracias por sus artículos, don Miguel Ángel, y sepa que le leo con asiduidad y rara vez no aprendo algo de sus palabras. Enhorabuena.

Estimado Manuel Laza:
Yo también aprendo de tus comntarios, que siempre son lúcidos y sensatos.
Debería haber escrito niños y niñas, adultos y adultas. ¿Por qué no lo he hecho? Por no hacer el lenguaje excesivameente farragoso. Suelo hacerlo, aunque a veces me olvido por la rutina o por la comodiad o por la economía del lenguaje.
Ya ´se que los puristas del lenguaje prefieren usar los genéricos dado que en hombres, adultos, niños y ciudadanos están incluidas mujeres, niñas, adultas y ciudadanas. Pero yo creo que lo que no se nombra no existe y que el lenguaje no es inocente.
Quienes han elaborado la gramáticas, la sintaxis, la semánticas y los diccionarios han sido varones. Y eso se nota.
Gracias de cualquier manera, por tu comentario. Y, sobre todo, por la valoración de mis artículos. Esa opinión dice mucho más de ti que de mí.
Un abrazo

MA Santos Guerra

Querido Miguel Ángel: es cierto que el lenguaje no es inocente, pero creo que, más allá de los purismos ( que deben en su mayoría convertirse en mera historia pasada), y como tú bien dices, lo importante es no hacer el mensaje farragoso. Economizar las palabras cuando es hacedero. Y creo que en el caso de esos dobletes -as/-os referidos a personas, incluso cargos, (salvo excepciones), no menoscaban ni la entidad de la mujer, de lo femenino, ni tampoco los borra del mapa lingüístico: porque mentalmente tenemos asumido que “concejales” vale tanto para un eventual “él” o “ella”. Si decimos que los médicos de tal o cual hospital están en huelga de celo, no entendemos que las médicos ( o médicas, que también se oye decir) no lo estén. La idea que defiendes es muy loable, y yo la apoyo con fuerza, pero sólo en los casos donde creo necesario hacerlo. Gracias por tu prontitud en responder, y gracias por cuanto escribes: es algo que te debemos, como el propio don Antonio Machado dijo de sí mismo en su famoso poema. este país, esta ciudad, estos lectores/lectoras te debemos cuanto escribes y razonas: tu blog, sus contenidos, son sinceramente democráticos t de suma coherencia. Se aprende de ti sin ir siquiera a tus clases. ¡Es todo un logro, estimado profesor! Y gracias también por sus elogios a mis escritos: creo que los suyos son mucho más precisos y eficaces. Usted ( o tú, si me lo permites) “hace democracia”, mientras que yo “trato de incrementar” la cultura y el pensamiento razonador. Lo suyo, Miguel Ángel, es logro; lo mío, sólo es intento… Un cordial saludo, y un cordial abrazo de
Manuel Laza Zerón

Ayer, día histórico en el Valle de Valdivielso. Tras un año negando el alcalde que su intención fuese cerrar la emisora municipal -al menos los del PP afirmaban abiertamente que la radio sobraba-, en Pleno Extraordinario celebrado ayer decidieron sumir al Valle en el silencio. A partir del 1 de septiembre las mañanas serán un poco más tristes para sus habitantes, finalizado el verano se quedarán un poco más solos, con las nieves del invierno no escucharán su radio al calor de su habitación. Valiente y libre,Jokin Garmilla, director de la emisora, ha experimentado en carne propia el precio de la libertad de expresión y con él sus asombrados oyentes muchos de los cuales no se creían que bien entrado el siglo XXI los políticos siguieran atreviéndose a tanto y tan impunemente.

Invito a que envíen sus opiniones directamente al alcalde y a que difundan este atropello por los medios que estén a su alcance. Agradecer de nuevo al profesor Santos Guerra su apoyo hacia nuestra causa que en definitiva es la de todos.

mvaldivielso@aytos.diputaciondeburgos.es

Hola soy María y aunque he escrito ya algún comentario nunca me he presentado y por eso me veo en la obligación de hacerlo ya, ahora que hay que tomar partido en algo que es de justicia, y es por eso por lo que me voy a unir a la plataforma de facebook en contra del cierre de la Asociación del Valdivieso.
Desde que leí tu libro “La escuela que aprende” quedé prendada de tu ideología de la educación y de tu forma de decir las cosas. Así que estoy encacntada de conocerte a ti y a todos estos comentaristas.
Un beso desde Jerez y adelante en la lucha.

Life goes on…

In three words I can explain all I have learned about life: It goes on….

Comentarios a esta entrada no permitidos